SPORTYOU

Archivo
17 de agosto de 2019 17/08/19

Opinión

Opinión

Igual será este año otra vez


  • 01 de febrero
    de 2019
  • Manolo Oliveros

Vista la alineación y escuchando a Ernesto Valverde en Sevilla y sobre todo, a Gerard Piqué, daba la impresión que enviaban un mensaje que equivocaba al pueblo: “Si pasamos bien y si no pasamos a semis, no pasa nada”. Y visto lo visto y escuchado lo escuchado, la afición del FC Barcelona ya se hacía a la idea de que este año no iban a reeditar los éxitos de la Copa del Rey de los últimos años con 4 títulos consecutivos.

Pero, los días pasan y llegó el lunes con Leo Messi que dio esperanzas y además invitaba a que la gente fuera al Camp Nou. No fueron muchos, 58.000, pero muy animosos porque además el equipo salió mucho más enchufado que en los últimos partidos emergiendo además como figura destacada Coutinho formando una sociedad semejante a los mejores días de la MSN con Neymar. Al punto que Leo le cedió el privilegio de lanzar un penalti al brasileño.

El Sevilla FC además contribuyó a dar vida al Barça. Pablo Machín no sacó a los mejores, de entrada. Tampoco hizo los cambios a tiempo para intimidar al contrario. Con 4-1 en el marcador y a un solo gol de clasificarse, el Sevilla no daba la sensación de poner todo para conseguirlo. Machín no se inmutaba. Parecía ensimismado en su libreta sin darse cuenta que pasaba el tiempo, contagiando con su frialdad al equipo. Ausente de garra y de intensidad.

Total: remontada y goleada del Barça. Y el periodismo sevillano en Sevilla impotentes por lo que estaban viendo por la televisión y sin posibilidades de someter a un tercer grado a Pablo Machín en la conferencia de prensa o a los jugadores en la zona mixta.

Demasiada diferencia en el campo y sin vida la zona mixta medio vacía. Ni parecía noche de remontada ni había prensa sevillana para analizar la decepción. Muy triste para el periodismo.

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba