SPORTYOU

Archivo
19 de julio de 2019 19/07/19

Euro 2016

Ibrahimovic aparece al final para salvar a Suecia

Zlatan Ibrahimovic, del Manchester United

El crack sueco no brilló en su debut, pero después de jugar un primer tiempo bastante decepcionante, participó de manera decisiva en la jugada del empate


13 de junio de 2016 - Sportyou

Zlatan Ibrahimovic jugó en el rol habitual que suele ejercer con la selección sueca, con muchísima libertad para moverse por cualquier zona del medio campo. Hamrén se decantó por Berg como delantero centro, mientras que por detrás del todavía futbolista del PSG actuaron Källstron y Lewicki. El sistema de Suecia es un 4-4-2 en el que Zlatan tiene un papel de “atacante libre”, aunque en el choque frente a la República de Irlanda le costó tener peso en su juego.

La República de Irlanda fue superior a Suecia en el primer tiempo, y el crack sueco apenas pudo lucir. El conjunto entrenado por Martin O’Neill tuvo las mejores ocasiones de largo, aunque no logró batir a Isaksson. La República de Irlanda no rifaba el balón, saliendo en largo, y eso provocó que Suecia tampoco pudo recuperar en campo rival y encontrar a su gran estrella cerca del arco rival. La única aparición de Zlatan cerca de portería rival en el primer tiempo se redujo a un remate desviado en un córner, cuando el choque estaba a punto de irse al descanso.

Nada más arrancar la segunda parte, la República de Irlanda consiguió ponerse por delante, y eso cambió totalmente la dinámica del encuentro, puesto que Suecia comenzó a ganar metros y ahí sí empezó a aparecer de forma más continua el crack sueco. En el arranque de segunda parte tuvo alguna buena opción, siendo la más clara en el minuto 59, cuando tras un centro lateral sacó un fantástico remate que se marchó fuera por poco.

Suecia, después de esa acción, pasó un tramo en el que no atacó demasiado, pero en el minuto 71 dejó la jugada clave que permitió a Suecia sacar un punto. Entre Forsberg y Guidetti dejaron una fantástica acción colectiva, que acabó con la pelota en pies de Zlatan sobre el costado izquierdo, y un centro suyo fue rematado por Clark en propia puerta, para poner en el marcador el empate definitivo. De ahí al final el crack sueco no apareció mucho más, pero al menos en ese tramo final fue clave para que su equipo no se marchase con los bolsillos vacíos.

Temas relacionados: ,

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba