Archivo
19 de noviembre de 2018 19/11/18

Opinión

Opinión

La hora de los valientes


  • 08 de febrero
    de 2018
  • Paco Navacerrada

Ni que decir tiene que la temporada que está realizando el Real Madrid, a pesar de los tres títulos conseguidos hasta el momento (Supercopas de Europa y de España y Mundial de Clubes), es mediocre tirando a mala. Sin opciones en la Liga desde diciembre y eliminado de la Copa del Rey en enero, el objetivo del conjunto blanco se resume única y exclusivamente en la Champions League. Y aquí es donde quiero ver yo al equipo que deslumbraba hace apenas unos meses, al equipo que se le caían los goles como fruta madura, al equipo que ganó cinco títulos en 2017.

Ha llegado la hora de los valientes. Ha llegado el partido que cualquier futbolista del mundo desea jugar. Esta eliminatoria contra el París Saint Germain no será lo más importante que dispute el Real Madrid esta temporada si consigue pasar ronda. Esta eliminatoria de octavos de final es decisiva. Y en esas circunstancias adversas, en esos límites, en esos vericuetos, en esas tesituras, es cuando el Madrid siempre aparece. Y el partido del próximo miércoles -estoy seguro de ello- no va a ser una excepción.

He leído y escuchado que el PSG le va a pasar por encima al Real Madrid. Alguno, incluso, ha tenido la osadía de decir que el partido de vuelta sobrará. Nadie recuerda que cuanto más muerto se le dé al Madrid, más fuerte y grande resurgirá de sus cenizas. No quiero engañar a nadie diciendo que el Real Madrid pasará la eliminatoria; pero tampoco quiero engañar diciendo que la va a perder. Me gustaría que todos esos agoreros que ya han firmado el certificado de defunción del equipo merengue pongan la mano en el fuego cuando aseguran que el PSG no sólo va a eliminar al Real Madrid, sino que va a arrasarlo.

No conviene dar al Real Madrid por muerto. Siempre resucita. Sin ir muy lejos, la Juventus, en la final de la temporada pasada, partía con ligero favoritismo ante el Madrid. Su eliminación al Barcelona subió su cotización, pero todo el mundo sabe cómo terminó aquella final de Cardiff. Hay incontables equipos que pueden dar fe de lo que es el Real Madrid cuando se le da por muerto.

Sin embargo, que nadie olvide al rival. Al PSG. Adversario durísimo, con su tridente potentísimo. Sin duda, da miedo. Dices Neymar, Cavani y Mbappé y alguno entra en pánico. Pero en el Madrid esas palabras no existen. Ni miedo ni pánico. Tal y como va la temporada para el Madrid, el del miércoles es un partido para valientes. Es la hora de demostrar de qué pasta está hecho este equipo. El campo a reventar y la noche propicia. Que nadie dude de que el vigente campeón de Liga, de Europa y del mundo venderá carísima su hipotética derrota. En estos momentos, entre el madridismo, ya corre ese virus europeo que hace ver los partidos y las eliminatorias de otra forma. Yes esa otra forma la que los equipos rivales temen. Y el PSG no es ajeno a ello.

Temas relacionados: ,

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba