SPORTYOU

Archivo
20 de septiembre de 2021 20/09/21

Escuderías

Honda empuja a McLaren al abismo

McLaren Honda

La pésima pretemporada que ha protagonizado el equipo británico ha hecho cundir el pesimismo entre los fans y los propios pilotos


12 de marzo de 2017 David Sánchez de Castro - Sportyou

La peor temporada de la historia de McLaren, desde que el fundador Bruce le puso su apellido en 1966, fue la de 2015. Ese fue el primer año de la segunda era de los de Woking con Honda, y acusaron de manera notable una falta de comunicación que, dos años después, sigue muy presente. La paupérrima pretemporada que han protagonizado los del coche naranja ha hecho encender las alertas rojas entre sus fans y sus pilotos, con Fernando Alonso ‘rajando’ y Stoffel Vandoorne sin saber muy bien qué hacer, ya que es un recién llegado y no está en condiciones de exigir.

Los cambios normativos han hecho que casi todos los equipos rueden menos en estas dos semanas de test que en las de 2016. A excepción de Ferrari, Haas y Force India (este último por muy poco, sólo 6 giros de diferencia), todos han dado menos vueltas en 2017. Mercedes se ha dado la gran paliza de la pretemporada, con 1.096 vueltas a Montmeló (1.294 en 2016), seguida por Ferrari (956 en 2017, por 854 en 2016) y Williams. Tanto el año pasado como este, McLaren ha sido el que menos ha rodado: en 2016 completaron 710 vueltas y en 2017, poco más de la mitad: 425. Sin datos, es muy complicado ver qué puntos mejorar y cuáles potenciar.

La falta de fiabilidad de McLaren tiene un nombre, ya repetido: Honda. El fabricante japonés ya no oculta que la han pifiado con este motor, y sus responsables no hacen más que pedir perdón. Entre rumores infundados de ruptura a mitad de temporada, todas las miradas van hacia los nipones, y su máximo responsable en la labor deportiva, Yusuke Hasegawa, ha decidido apagar el incendio con un buen chorro de gasolina.

En declaraciones a la publicación ‘Racer’, el mismo día que Alonso se quedaba tirado dos veces en apenas una hora, avisaba el responsable de Honda: esto aún puede empeorar. «No lo esperábamos en absoluto. Estamos un poco asustados por la situación y es muy optimista esperar un buen resultado en Melbourne», admitía, antes de soltar la gran bomba: no sólo no han podido apenas rodar y no sólo no han mejorado, sino que en comparación con el resto de motoristas (Mercedes, Ferrari y Renault), les han pasado por la izquierda: «parece que la mejora de rendimiento de los demás motores es mayer que la nuestra. Incluso podríamos estar más atrás, así que es muy decepcionante». Admitir que hay problema es el primer paso para superarlo; ahora tienen que encontrar la manera de hacerlo.

Ni potencia, ni fiabilidad, ni kilómetros para acumular datos. Ahora mismo, todo lo que sea ver a McLaren acabar la carrera de Australia, es casi un éxito. En Sauber se frotan las manos, porque no está tan claro que vayan a ser los últimos de la parrilla: los coches naranjas pujan fuerte por ese puesto.

Volver arriba