SPORTYOU

Archivo
16 de julio de 2019 16/07/19

Opinión

Opinión

Homenajes silenciosos


  • 06 de septiembre
    de 2010
  • Petón 

Sólo por debajo de ganar un Mundial y una Eurocopa viene lo de salir victorioso del Monumental de River. Por eso el partido tiene aroma de leyenda. El mismo que impregna la hazaña de Hungría en Wembley al compás zurdo de Ferenc Puskas antes de ser Pancho. El paso de la Selección por Buenos Aires encierra homenajes silenciosos: a Menotti, que fue el primero en asegurar sin sonrojo que España, la España de Luis caída en el Mundial, la España del cuartofinalismo, era quien ofrecía el mejor juego del planeta; a su discípulo Esteban Cambiasso, recordado pasajero de viajes camuflados al Calderón, que ha resumido como nadie el sentir de un futbolista al ver lo de nuestra Roja: “A todos los futbolistas nos gustaría jugar una vez como juega España”; al sabio Ángel Zubieta, el futbolista más joven en debutar con el escudo nacional, 17 años y 3 meses, y al cañón Isidro Lángara, máximo goleador en España, Argentina y México. Nuestra dolorosa Guerra Incivil, tal cual la definió el maestro Gonzalo Santonja, privó a ese tiempo español de muchas cosas, entre otras de ver el talentazo gigante de un chaval de 1,90, arquitecto del grandísimo San Lorenzo de Almagro que con su gira del 46 cambió la historia de nuestro balompié, desde la forma de salir con el balón jugado con la mano por el portero, hasta el largo del pantalón y el material de las botas, fino tafilete donde había cuero y contrachapa. Y por delante, nos arrebataron los goles del llamado a ser el primero de los artilleros en la Historia de la Liga, los goles de Lángara. Nosotros los perdimos; Argentina y el Ciclón de Boedo los disfrutaron. Muchos años después, otro futbolista español, Javier Artero, vistió la azulgrana de San Lorenzo antes de ser estrella en Escocia. Cuando el Celtic le llamaba, la esclerosis se adelantó. Hoy es un ejemplo de superación para quienes pelean contra la enfermedad. También por él, la victoria de España es en secreto flor de homenajes.

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba