SPORTYOU

Archivo
22 de noviembre de 2019 22/11/19

General

Fuegos artificiales en Old Trafford (1-6)

La Premier League se mueve al ritmo que marca David Silva. Si el canario decide ganar un partido, su equipo suma de tres. Hasta el momento, en nueve partidos disputados, así han sucedido las cosas. Incluso en Old Trafford, contra su máximo rival, Silva reinó por encima de todos. Fueron 6 goles que explican y […]


23 de octubre de 2011 Álvaro de Grado - Sportyou

La Premier League se mueve al ritmo que marca David Silva. Si el canario decide ganar un partido, su equipo suma de tres. Hasta el momento, en nueve partidos disputados, así han sucedido las cosas. Incluso en Old Trafford, contra su máximo rival, Silva reinó por encima de todos. Fueron 6 goles que explican y refuerzan la candidatura del Manchester City a optar por campeonar en Inglaterra. Marcó dos Balotelli, dos Dzeko, uno Agüero y otro se lo guardó para él, después de participar en cuatro tantos de su equipo. Una actuación para la historia, para cambiar el rumbo de la Premier, para asentar a Mancini en el cargo y para demostrar que, en la actualidad, David Silva es uno de los tres mejores jugadores de la competición.

Lo cierto es que la primera parte fue muy igualada. El Manchester United no combinó, no creó espacios y los visitantes estuvieron cómodos en defensa. Así hasta que apareció, por primera vez, Silva en una combinación con Milner, sorpresa en el once de Mancini. Éste pasó atrás y Balotelli definió ajustado al palo. El italiano celebró el gol con una camiseta que decía “Why always me?“. Se llegó al descanso con una ventaja mínima, con el encuentro muy parejo y con todo por decidir en la segunda parte. Hasta que volvió a aparecer, por segunda vez, Silva, asistiendo nuevamente a Milner entre líneas y éste repitiendo pase a Balotelli para que hiciese el segundo. En ese momento, el Manchester United ya tenía 10 jugadores debido a la expulsión de Evans por agarrar a Balotelli.

El tercer gol llegó poco después, obra de Agüero. El partido estaba decidido, la expulsión había matado a los de Ferguson, que se ordenaron con Rooney de mediocentro, Fletcher en el lateral y Welbeck de extremo. En los últimos cinco minutos el Manchester City quiso dar un salto, pasar de un partido memorable a un encuentro histórico. Hicieron tres goles más. El cuarto, obra de Dzeko; el quinto, de Silva; y el sexto, de nuevo Dzeko. Participó el español en los dos últimos, marcando y dando el pase. El Manchester City amplía a cinco puntos su distancia contra sus máximos rivales para conquistar la Premier League.

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba