SPORTYOU

Archivo
8 de abril de 2020 8/04/20

Balonmano

Hispanos contra vikingos

La última estación de la Selección española hasta el oro es Dinamarca, su bestia negra y la única selección invicta que queda en el Mundial. Con una media de 34 goles por partido, el combinado de Ulrik Wilbek ha dejado atrás a Croacia en semifinales. Se ha recuperado del palo sufrido en los Juegos Olímpicos, […]


27 de enero de 2013 - Sportyou

La última estación de la Selección española hasta el oro es Dinamarca, su bestia negra y la única selección invicta que queda en el Mundial. Con una media de 34 goles por partido, el combinado de Ulrik Wilbek ha dejado atrás a Croacia en semifinales. Se ha recuperado del palo sufrido en los Juegos Olímpicos, cuando cayó en cuartos de final ante Suecia, y está repitiendo la excelente actuación del pasado Europeo de Serbia, cuando se llevaron el oro, y del Mundial 2011, competición en la que se quedó con la plata. En los tres torneos ganó a España (28-24 en el Mundial, 25-24 en el Europeo y 24-23 en Londres). Es por los precedentes y por su poderío por lo que llega con el cartel de favorito pese a la condición de anfitrión de su rival.

Y eso que Mikkel Hansen, su estrella y mejor jugador del mundo en 2011, no ha conseguido marcar diferencias como acostumbra. El actual jugador del PSG ha cedido el protagonismo a los extremos Anders Eggert y Hans Lindberg, y a una potente primera línea en la que se combinan Jesper Noddesbo, Nikolaj Markkusen y Henrik Mollgaard. Completan un auténtico equipazo el pivote René Toft Hansen y el portero Niklas Landin. Precisamente el guardameta evitó la etiqueta de favorito: “España tiene mucha más presión al jugar en casa que nosotros, aunque cada jugador está con presión en partidos como este. España juega en casa y por ello es la favorita. Seguro que sabemos como ganarles, como lo hemos demostrado en los anteriores tres grandes torneos, pero será realmente duro ganarle en España”. Su duelo bajo los palos con Arpad Sterbik será clave.

España necesita más que nunca que funcione su defensa y el contragolpe, sus mejores armas, para saborear el oro: “Trataremos de que nuestro juego en ataque consiga hallar sus puntos más débiles si los hubiera. Debemos saber que ellos son muy buenos en el contragolpe y el saque de centro, pero siempre pensando en lo que podemos hacer”, analizó Valero Rivera. “Tenemos que hacer un gran partido en todas las facetas: repliegue, contragolpe, ataque, defensa, estar atento a sus individualidades y no perder muchos balones arriba porque ellos viven mucho de eso”, añadió Viran Morros. Todo un desafío para los hispanos, que buscan su segundo Mundial tras el de 2005.

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba