SPORTYOU

Archivo
22 de septiembre de 2020 22/09/20

Opinión

Opinión

Hermanos y enemigos


  • 01 de marzo
    de 2011
  • Iñaki Cano Martínez

“Una amistad tarda años en forjarse… pero puede romperse en cuestión de segundos”

Vlade Divac

Una historia de amistad que comenzó como un cuento de hadas pero terminó siendo una tragedia. Una historia de baloncesto; dos vidas que contar.

Con motivo del estreno en Canal Plus del documental “Once brothers”, quiero dejar de hablar de los Kobe, Lebron y compañía. Esta semana pueden suceder muchas cosas en el mejor baloncesto del mundo pero yo tengo la mente en otra parte. Cierro los ojos y veo a Divac conducir por una carretera nevada camino de la tumba de uno de los más grandes: Drazen Petrovic.

El pasado lunes pude ver el documental. Ochenta minutos de baloncesto y de seres humanos. De pasión extrema, de guerra y de una amistad rota. Petrovic y Divac. La ESPN lo ha señalado como uno de los 10 momentos más importantes del baloncesto de este año, pero fuera de todo eso, yo sólo amo el baloncesto y al ser humano después de ver esta obra de arte.

En el 88, un yugoslavo de pelo negro rizado reventaba a todas las defensas en España. Un niño rubio de pelo de punta de cinco años fue a ver un Real Madrid-Barcelona. No recuerdo nada de aquel partido salvo al chico de pelo rizado que jugaba como un demonio y corría como un rayo. Mi segundo recuerdo de baloncesto es Petrovic (el primero es mi camiseta de los Celtics con el 33 de Bird comprada en el Open McDonalds).

Años después, Petrovic moría y yo me quedaba helado. No entendía cómo un deportista había muerto de esa manera. El mundo del baloncesto lloraba su muerte. Por mi edad, no comprendía lo que suponía su pérdida. A partir de ahí fui leyendo y documentándome sobre él. De Divac recuerdo sus andares con la camiseta de los Lakers, su traspaso a los Hornets a cambio de un tal Kobe Bryant y sus actuaciones gloriosas con los Kings más entretenidos de todos los tiempos. Leía que eran grandes, que fueron de lo mejor que hemos tenido en Europa. Luego ví partidos de la antigua Yugoslavia ganando el Mundial en Argentina o el Europeo, o en Seúl 88. Se me quedaron los ojos como platos. Con quince años, después del Dream Team, ha sido de las mejores selecciones que haya visto.

La Guerra de los Balcanes rompía una amistad. La destrozaba de golpe y de ser hermanos se transformaron en enemigos. Y de esa amistad trata este documental. Dos dioses del baloncesto que se nos muestran como seres humanos. Divac cuenta la historia. Y Petrovic la escucha desde el Olimpo del basket. Dos amigos que no se reconciliaron. Dos hermanos que nunca volvieron a abrazarse por culpa de la guerra y por culpa de un camión volcado en medio de una carretera alemana en junio de 1993.

Para el que ama este juego, para el que critica este juego, para el que vive por este juego: “Once brothers”. Un acontecimiento audiovisual para los locos del baloncesto. A todos gustará, y emocionará. Hermanos convertidos en enemigos. Baloncesto y el ser humano.

Temas relacionados: ,
Volver arriba