Archivo
16 de agosto de 2018 16/08/18

Opinión

Opinión

Hasta los huevos


  • 19 de enero
    de 2009
  • José Miguélez

El Atlético ha iniciado su buena racha. Ya lleva un partido seguido sin perder. Hay quien ahora se lleva las manos a la cabeza, sobre todo los aficionados, pero con el tiempo ya verán como la estadística pondrá en su sitio lo que a estas horas parece otro episodio decepcionante. Estas cosas Aguirre las maneja bien. No hace tanto que se apropió de tardes que le costaron un disgusto y más de una bronca, por ejemplo los empates ante Numancia, Osasuna y Orihuela, y con el paso de los días supo transformarlas en gestas. Bastó con que su coral de periodistas incluyera artificialmente esos tropiezos en el furgón de las buenas noticias: 14 encuentros consecutivos sin perder, cantaron. Así que ahora ya lleva uno, para que venga encima el Kun y se queje. Para que encima reaparezca la peña del ‘vete ya’, tan insistente en pretender que el Atlético juegue fiel a su memoria y trate de ser protagonista allá donde vaya. ¿Dónde creen que están? El Atlético ya no mide sus números y sus objetivos en forma de títulos. ¿No se han enterado o qué? Ahora vale cualquier cosa. Por ejemplo perder por un gol en el Camp Nou y caer eliminado por tres tantos de diferencia. La grada y cierta crítica, confundidas, creyeron en caliente que lo de Barcelona se trataba de otro contratiempo. Pero Aguirre, el nuevo gurú del colchonerismo, ya les aclaró al instante que no, que el partido realmente había fortalecido la moral y la confianza del equipo rojiblanco.

Perder por la mínima en esta casa es ahora un motivo para sacar pecho. Es la filosofía que ha implantado Gil Marín y que tan bien desarrolla su eternamente reafirmado Aguirre. Pero luego sale el Kun, y pretende que el Atlético gane, que al menos lo intente. ¿De qué va este chico? Si no le gusta la mediocridad, que se vaya a otro club de miras mayores. La verdad, tiene mucho donde elegir. El que sabe es Aguirre.

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba