SPORTYOU

Archivo
9 de diciembre de 2022 9/12/22

Opinión

Opinión

¿Hasta cuándo nos callamos con Simeone?


  • 22 de diciembre
    de 2021
  • Iñaki Cano

En esta jornada intersemanal de partidos aplazados y adelantados me planteé si debía escribir del Villarreal-Alavés y lo desestimé porque no se jugaban tanto como en los otros tres encuentros de LaLiga. Mis ojos el martes estaban fijos en el Sánchez Pizjuán donde los dos se jugaban muchísimo. El hundimiento del Barça si perdía, y con el triunfo del Sevilla, la presión caería sobre San Mamés el miércoles donde el Real Madrid debería ganar para seguir distanciándose de sus seguidores y aprovecharse de los pinchazos de todos.

Con el empate entre Sevilla y Barça, el Real Madrid notaría la presión pero menos y por lo tanto la atención de LaLiga se centraría en el Atlético de Madrid en Granada. Y vaya que sí. Hiciese lo que hiciese el Real Madrid frente al Athletic Club la atención iba a estar en Diego Pablo Simeone que parece haber perdido capacidad de convencimiento sobre sus chavales. ¿Se habrán cansado del argentino?

El Atlético de Madrid le debe tanto a su entrenador que nadie en el Metropolitano ha pensado en despedir a Simeone pese a cosechar la cuarta derrota consecutiva en LaLiga. Además de perder frente al Granada, no ganó contra el Mallorca, ni contra el Real Madrid así como tampoco frente al Sevilla. Eso duele y cansa a los fieles del ‘Cholo’ y a los atléticos críticos con el entrenador rojiblanco ya no les valen excusas de justicia, merecimiento o confianza para volver a ser el equipo que ganó LaLiga la pasada temporada.

No me ha quedado más remedio que escribir y preguntarme si el tiempo de Diego Pablo Simeone en el Atlético de Madrid ha terminado. Los ‘jefes’ no le van a despedir porque es el ídolo de una afición que aunque ha visto cómo perdía dos Champions contra el Real Madrid, pero también es el que ha ganado a los dos ricos de LaLiga, Barça y Madrid, el título. Simeone es el escudo protector para los dueños del Atlético de Madrid, pero los socios, muchos, no todos, se han cansado de, teniendo la plantilla que tiene, sea el peor Atlético de la década de Simeone. Si no se va Simeone, nadie se atreverá a despedirle.

No le darán el finiquito porque les viene bien que el público pite al banquillo y no al palco. Los jugadores que tienen mucha culpa de lo que sucede, pero miran de reojo al banquillo y al que manda en la plantilla. Es innegable que hay distanciamiento porque nadie ejerce de intermediario entre Simeone y la plantilla. Son muchos jugadores los que quieren irse porque se han cansado de jugar a correr y correr sin hacer un fútbol del nivel de unos futbolistas que no niegan el sacrificio que deben de hacer para ganar, pero quieren un poco más de fútbol porque hay nivel técnico entre la plantilla y sólo parecen ‘legionarios’ luchadores conquistando espacios a veces sin tocar el balón.

Simeone en Granada ha dicho que ahora antes del regreso de las vacaciones «hay que limpiar la mente», recuperar milicianos ‘cholistas’ y mejorar muchas cosas de cara a los partidos contra el gran Rayo Vallecano y el Villarreal que no pueden dejar de ganar. Después, frente al Athletic, están obligados a meterse en la final de la Supercopa de España para intentar ganársela al Barcelona o al Madrid en Arabia Saudi. Antes para celebrar el día de los Reyes Magos, están obligados a eliminar de la Copa del Rey a sus convecinos del Rayo Majadahonda. Si no saca todos esos partidos adelante, es probable que el estadio Metropolitano estalle contra su ‘Dios’.

Volver arriba