SPORTYOU

Archivo
21 de septiembre de 2020 21/09/20

Pilotos

Hamilton encuentra en Bottas a su compañero perfecto

Hamilton y Bottas

El tricampeón británico se lleva bien con el finlandés porque, asegura, este es "totalmente transparente" y sólo habla en pista


6 de marzo de 2017 David Sánchez de Castro - Sportyou

Lewis Hamilton ha tenido cinco compañeros de equipo en diez años. El piloto británico se las ha visto con Fernando Alonso, Heikki Kovalainen y Jenson Button en McLaren, y con Nico Rosberg en Mercedes. Desde este 2017 tendrá al lado a Valtteri Bottas, el que será su quinto ‘partener’ en el box de al lado, y la gran duda es cómo será su relación con él.

La irrupción de Hamilton en la Fórmula 1 en 2007 trajo consigo la polémica. El carácter del británico no es fácil, ni ahora ni antes, pero lo que empezó como una enemistad abierta con Alonso ha derivado en una muy buena relación. Una vez que no fueron compañeros, claro. Hamilton está a costumbrado a ser el perejil de todas las salsas, y no acepta ni ha aceptado nunca el papel de secundario. Con Alonso en 2007 la cosa acabó explotando por los aires, el asturiano marchándose de vuelta a Renault y dejando su sitio a un Heikki Kovalainen que pasó sin pena ni gloria por la escuadra de Woking.

Con Jenson Button tampoco fue una relación fácil, aunque el carácter más amigable del campeón de 2009 hizo que la transición entre el Hamilton preMercedes y el actual se hiciese con relativa calma. Compartir equipo con Nico Rosberg, un piloto con el que había compartido pistas y amistad durante toda su vida, en teoría iba a ser un camino de rosas, pero pronto se desataron las tormentas entre dos corredores desesperados por brillar. El alemán le ganó la última temporada, pero logró la victoria con tanto sacrificio que prefirió irse a volver a compartir box con él.

Ahora Hamilton tendrá a un Bottas que, como él mismo ha comprobado, parece de todo menos finlandés. No es como Räikkönen, ni mucho menos, pero tampoco como Kovalainen. Sonriente y muy bromista fuera de pista, en cuanto se pone al volante deja trazas de ser un hueso muy duro de roer. De momento, Hamilton está satisfecho, aunque habrá que leer lo que dice de él dentro de unos meses cuando la adaptación a Mercedes sea total y Bottas sea ese corredor que asustaba hace no tanto y que muchos colocaban en Ferrari. “Lo que me gusta de trabajar con Valtteri es que todo está relacionado con la pista, lo hacemos en el circuito, no fuera”, asegura el tricampeón, antes de enviarle una puya a Rosberg: “No hay juegos, sólo transparencia absoluta. Me gusta. Siento que ya tengo una relación mejor que con cualquier otro compañero que haya tenido antes. Él quiere hacerlo lo mejor que pueda en su primer año con el equipo y conmigo. Quiero estar seguro de darle tanta información como para que aprenda. Y hablar en pista”, promete.

Queda por ver si, cuando Bottas saque el colmillo, opina lo mismo. Hamilton no es de los que se muerde la lengua.

Temas relacionados: , ,
Volver arriba