SPORTYOU

Archivo
2 de agosto de 2020 2/08/20

Opinión

Opinión

Guti Hache , ave fénix


  • 25 de enero
    de 2010
  • Daniel Llagüerri

Ha vuelto. Guti, el querido, el odiado, el repudiado, el artista, el díscolo, el caprichoso, el genio, el liante, el controvertido, el… que más páginas llena con su presencia en un terreno de juego o con las acompañantes-amigas que le revolotean en las noches madrileñas o de Miami.

Cuando el Real Madrid, de grandes nombres en su plantel, comienza el carrusel de cambios y probatinas en el centro del campo, algo no funciona. Esta temporada iba Granero para estrella y está en el banquillo; Gago, de casi imprescindible, ha pasado a estar con el cartel de “Me quiero ir”; Van der Vaart, casi trapasado, volvió a triunfar; Guti, con el pasaporte preparado cientos de veces, vuelve a ser el gran Guti, el pasador excelente, la inteligencia sobre el césped…

Lo cierto es que al Real Madrid, desde Fernando Redondo, no le ha encajado casi nada en ese círculo central mágico desde donde se crea el buen fútbol. Y lo que está ocurriendo ahora me suena. Celades, en el ostracismo más absoluto, casi sale a hombros en su última temporada de blanco y no digamos de aquel esperpento de jugador, Gravesen, que era la quintaesencia del equipo en un momento determinado de la temporada. Y siempre ocurre esta situación cuando el Madrid gana y no juega. Guti H ha vuelto… La enésima vez. ¿Cuánto durará?

Volver arriba