SPORTYOU

Archivo
21 de septiembre de 2019 21/09/19

Opinión

Opinión

Los ‘Guerreros’ de Perú al Mundial


  • 16 de noviembre
    de 2017
  • Andy Stalman

El 30 de junio de 1985 Ricardo Gareca vivía con angustia que Argentina iba cayendo 1 a 2 con Perú en el Monumental. Faltaban 10 minutos para quedarse fuera del mundial de México 86. El partido era dramático, pero el fútbol, que tiene la magia de lo inesperado y lo improbable, es capaz de los momentos mas desesperantes y exultantes, y volvió a activar la tecla de la locura. Centro a Passarella a la desesperada y, con frialdad nórdica, la bajó con el pecho y pegó a la pelota con alma y vida. El balón cruzó el área chica embarrada llena de piernas y el ’16’ de Argentina, el “tigre” Gareca, dejó a un lado la angustia y se lanzó sobre el balón como quién necesita subirse al último tren antes de que parta de la estación. Y fue gol. Y fue clasificación al Mundial. Y luego, cosas del fútbol, Gareca no pudo ganar la Copa del Mundo en México.

Fue este mismo destino llamado fútbol el que puso a Gareca al frente del seleccionado peruano que por primera vez en los últimos 35 años podía volver a jugar un Mundial. Este querido equipo peruano que sufrió en la noche del 10 de octubre cuando faltaban poco mas de 10 minutos para el final y perdía 0-1 con Colombia. Y fue él, Paolo Guerrero, santo y seña de Perú, quién clavó ese tiro libre que rozó Ospina y elevó a la selección a la estratosfera de la exaltación.

Más de 52.000 espectadores en el Estadio Nacional rugieron como hacia tiempo que no se oía. Perú tenía pie y medio en el Mundial. La respesca era contra Nueva Zelanda. Las opciones eran inmejorables. Y se filtró la noticia: “Paolo Guerrero, el capitán, la figura, el máximo goleador histórico de la selección peruana fue suspendido provisionalmente 30 días al dar un resultado analítico adverso, impidiéndole jugar los partidos de la repesca del Mundial”.

Perú pasó de la euforia al silencio sepulcral. Pero el equipo se conjuró para superar este tremendo mazazo. Y la gente, superado el shock, reaccionó alentando incondicionalmente. Un ‘mantra’ empezó a compartirse entre jugadores y la hinchada: “Paolo Guerrero nos llevó al repechaje y ahora nosotros lo llevaremos al Mundial”.

Y legó la noche en la que el Estadio Nacional se vistió de gala para ser testigo de un partido histórico. Y no defraudó la noche. Farfán, a quién le pidieron que hiciera de Guerrero, cumplió. Hizo el primer gol en el minuto 28 y se lo dedicó al capitán. Hizo delirar a los casi 32 millones de peruanos. El segundo, a los 65, fue del ‘veterano’ Christian Ramos y la apoteosis tomó por asalto la noche limeña. Aquello de que muchos guerreros son mejores que uno solo, se cumplió a la perfección y Perú fue el último equipo en clasificarse para el Mundial de Rusia 2018. Fue este Guerrero que no pudo estar en el campo el que manifestó su alegría, que era la de todos, a través de su cuenta de Facebook: “El sueño de todos se hizo realidad. Hoy más unidos que nunca. ¡Estamos en Rusia!”. Las redes sociales fueron siempre parte esencial del aliento al equipo.

El ‘tigre’ Gareca fue cargado a hombros en el vestuario de la ‘bicolor’. Las vueltas de la vida. Los misterios del fútbol quisieron que el verdugo de 1985 fuese parte de este regreso glorioso a un Mundial 35 años después de su última participación. “Muchas gracias profesor Ricardo Gareca” se podía leer en la cuenta de twitter de la Seleccion de Perú. Las vueltas del destino.

El 15 de noviembre de 2017 quedará en la historia de Perú. La noche cerrada de Lima fue testigo de una luz. Un calor y un color que esperó 35 años en volver. Por noches así, valió la pena esperar.

Temas relacionados: , , ,

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba