Archivo
26 de mayo de 2019 26/05/19

Opinión

Opinión

A Guardiola nunca le gustó España… salvo para cobrar


  • 11 de junio
    de 2017
  • Iñaki Cano

Nunca he querido entrar en las historias que pretenden algunos separatistas catalanes porque allá cada cual con sus sentimientos patrióticos. No me gustan las banderas y menos las que pretenden separar a la fuerza a ciudadanos que se sienten, en este caso, catalanes y españoles. El orden de factores no altera el producto, pero no son aceptados por los que piensan como Guardiola: “O eres catalán o español, las dos cosas no”. Siempre he pretendido y creo que conseguido hablar de deporte y de deportistas dejando a un lado la política o las ideas de cada cual, pero Pep en su última declaración pública sobre el referéndum catalanista ha sido la gota que me ha colmado el vaso de mi paciencia.

A Guardiola le he visto jugar al fútbol con el escudo de España desde muy jovencito. Ya en aquellos años era un separatista que no tenía el valor para negarse a jugar con España. Sí era valiente para cobrar las primas y dietas que le pagaba la RFEF. Antes, tampoco se negó cuando Vicente Miera le incluyó entre los Olímpicos y acudió a los Juegos de Barcelona 92 luciendo la bandera de España en la camiseta por encima del corazón. Por entonces ya hacía patria catalana ‘comiéndoles’ la oreja a todos los que le quisieran escuchar aprovechándose de su estancia con España en unos juegos deportivos internacionales que pagaron todos los ciudadanos del Estado que por entonces ya le ‘reprimía’. ¡Qué cara más desvergonzada y dura!

Además de aquella cobardía no negándose a jugar con la España que ya repudiaba a escondidas, ahora, en un manifiesto al que ha puesto voz, le miente a la comunidad internacional ¿insinuando? que Cataluña está perseguida y reprimida por el ‘Estado totalitario’ español. Le pide ayuda a la democracia mundial. Una democracia que con los votos de los españoles, catalanes incluidos, tiene unas leyes que no permiten ese referéndum. Consulta que, según Pep Guardiola, saltándose las leyes, harán sí o sí el 1 de octubre de 2017. Guardiola diciendo verdades a medias e interesadas, llama a la revolución a un pueblo catalán que se siente una buena parte de sus habitantes, también muy español.

Sin entrar en sus sentimientos, ni en sus ideas políticas o en sus ‘ascos’ hacia la palabra España, a Guardiola le pido que respete las leyes. Que sepa perder en democracia y no solo acepte los votos del pueblo si él gana. A Pep Guardiola seguiré respetándole y admirándole como el deportista que fue. Pero de él nunca me gustó su doble cara de la que alardeaba en este juego independentista. Me parece correcto que quiera lo que quiere para ‘su’ pueblo, pero que no lo haga intentando ensuciar un país que le lleva años pagando. Gracias también, y hay que decirlo, a lo bien que supo dar patadas a un balón y ahora a lo ‘bueno’ que es desde el banquillo. Todo es aceptable menos la mentira que por muchas veces repetida, no es verdad aunque la diga el libertador de Catalonia, Pep Guardiola. Hablando de verdades. ¿Podría Pep Guardiola explicar todos los millones de dólares o euros que ha cobrado de Catar? Ese si que es un estado en el que el pueblo ni pincha ni corta. Pero de esos ‘opresores’ cataries nunca ha hablado ni dirá nada no sea que tenga que devolver lo honestamente ganado.

PD. Algunos dirán que entonces Pep no podía negarse a la llamada de España. A esos les digo que tanto antes como ahora se podían y se pueden negar los nuevos separatistas si es que los hay. Pero lo difícil, era y es, negarse a recibir dinero de un estado que según Guardiola, oprime a un pueblo. Qué fácil hubiera sido cobrar y públicamente entregárselo a la causa separatista ‘oprimida’ o por la patria catalana, dejar de jugar al fútbol defendiendo a España. Pero no, a Guardiola le gustaba ‘trincar’ del estado opresor aunque nunca cantará la palabra España. Pero claro, eso es para gente que va de frente y no por entonces de tapadillo y de opresor a un himno de Cien Mil Voces para la Selección. ¿Verdad Pep?

Temas relacionados: , , ,

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba