SPORTYOU

Archivo
23 de octubre de 2019 23/10/19

Fórmula 1

GP1, la nueva Fórmula 1 que rechaza Ecclestone

Ecclestone, Briatore y Mallya piensan en la GP1

El ya ex jefe de la Fórmula 1 recupera un viejo sueño de su buen amigo, y se plantean montar una competición paralela de monoplazas


28 de enero de 2017 David Sánchez de Castro - Sportyou

Bernie Ecclestone siempre dijo que moriría al frente de la Fórmula 1, pero las circunstancias no se lo han permitido. El octogenario lleva casi toda su vida rodeado de coches, y ahora se ve abocado a un contexto en el que nunca se ha movido: no sabe qué hacer. Sin embargo, cuando el diablo está aburrido le da tiempo a pensar, y por eso no ha tardado mucho en sacar de una vieja carpeta el viejo proyecto de la GP1, y ya tiene quién le aconseje: su buen amigo (y ex socio) Flavio Briatore.

Briatore y Ecclestone mantuvieron una distendida cena junto a Vijay Mallya, el magnate indio dueño de la escudería Force India, en la que hablaron de mil y una cosas. Pocos hombres más enterados de todo lo que ocurre en el mundo empresarial, y más en el que tiene que ver con la Fórmula 1. Por eso, la imagen con la que Mallya dejó constancia del encuentro toma más importancia.

En esa cena, entre otros temas, salió a relucir la posibilidad de montar una competición paralela a la Fórmula 1. Este no es un proyecto nuevo, y de hecho hace ya años que se viene fraguando en la mente de Briatore. El italiano fue uno de los mayores auspiciadores de esta idea, con Ecclestone siempre esperando a ver hacia dónde se movían las olas. Pasó en 2009, y unos años después, en 2014. Las críticas hacia la Fórmula 1 hizo que Ecclestone nunca se guardase este proyecto de la GP1, pero los contratos firmados (de palabra, o sobre papel) entre el inglés y el Gran Circo lo hicieron inviable.

Ahora, Briatore le azuza para que recupere la idea de la GP1. El objetivo de Ecclestone y Briatore es atraer a una nueva competición a escuderías descontentas con la Fórmula 1, como ocurre con Force India (no es casual que Mallya ejerciera de anfitrión del encuentro) o incluso Ferrari, que ve amenazada su posición de preponderancia económica en el reparto de beneficios ahora que Liberty Media quiere que el pastel sea más equitativo y en función de los resultados, y no de su historia.

El sueño de Ecclestone no es fácil, ni barato, y por eso aún se están dando los primeros pasos. Meros contactos, nada serio ni vinculante. El británico quiere recuperar la vieja idea de los ‘carreristas’, con chasis más parecidos a los antiguos, motores atmosféricos y presupuestos mucho más bajos, que posibilite el crecimiento a medio plazo sin una inversión inicial muy alta. Irónicamente, esto es justo lo contrario a lo que pedía en la Fórmula 1, lo que derivó en la llegada de equipos con mucho sufrimiento y, al final, abocados a su desaparición.

La rechaza… de momento

Aún es muy pronto para ver si esta GP1 llega a nacer o se mantiene en el cajón de cosas pendientes que tiene Ecclestone en su casa del barrio de Chelsea, en Londres, donde acumula papeles y documentos que harían tambalear a buena parte de la sociedad británica. En declaraciones a Reuters, Mr. E asegura que de momento no va a hacer nada que pueda ser perjudiciar para la Fórmula 1. “He construido un campeonato durante casi 50 años, de lo que estoy orgulloso, y lo último que quiero es verlo dañado”, afirma.

Otro asunto es que este proyecto no lo retomen otros, especialmente cuando él no esté. Nadie es eterno, como bien ha demostrado la historia, y sin Ecclestone en la punta de lanza, otros pueden coger su batuta sin problema.

Temas relacionados: , ,

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba