SPORTYOU

Archivo
13 de octubre de 2019 13/10/19

Carreras

La clave del GP de Estados Unidos, los neumáticos

El desgaste de los compuestos determinó la estrategia de los equipos. A Sainz y Alonso les salió bien, pero no todos los que arriesgaron obtuvieron un buen resultado


24 de octubre de 2016 Revista del Motor - Sportyou

Muchas veces se utilizan un montón de términos técnicos para explicar cómo funcionan los neumáticos de un F1 y cómo afecta al rendimiento de los monoplazas. Pero basta con ver las cifras para ver en que afectaron los neumáticos a las estrategias de los protagonistas del Gran Premio de Estados Unidos.

Tres fueron los compuestos que Pirelli puso en juego en el Gran Premio de Estados Unidos: Súper blando, blando y medio. El primero tenía muchos problemas de degradación a pesar que la temperatura en la pista no superaba los 38ºC. A pesar de ello, casi la mitad de la parrilla decidió montar los súper blandos de partida, con algún nombre muy significativo, como es el caso de Kimi Raikkonen, Sebastian Vettel o de Daniel Ricciardo, estos dos últimos situados en las posiciones nobles de la parrilla ocupando la cuarta y la tercera posición.

Hubo dos estrategias entre los equipos, los que comenzaron con los blandos o los que lo hicieron con los súper  blandos, opción más arriesgada. Los Mercedes, conscientes de que degradaban mucho los súper blandos, partían con los blandos usados para finalizar con los medios. Siempre estuvieron rodando por delante de los Red Bull, en torno al medio segundo más rápido que los pilotos de la bebida energética.

Comenzar con los neumáticos blandos fue la opción elegida por la mayoría de los equipos. Los que eligieron la opción con neumáticos súper blandos tuvieron una gran degradación y entraron a cambiar neumáticos entre la vuelta 8 y la 10, salvo en el caso de Vettel y Raikkonen, que alargaron el uso de los súper blandos hasta la vuelta 14, para montar neumáticos blandos. Esta fue la elección mayoritaria de los que comenzaron con el neumático súper blando.

La mayoría de los equipos eligió el neumático medio para terminar la carrera, que fue el que más vueltas aguantó. El piloto que más aprovechó la durabilidad del medio fue Carlos Sainz, que pudo dar 26 vueltas en su tercer stint. Sin embargo, su equipo decidió una estrategia diferente para su compañero Daniil Kvyat, con una sola parada, con la que estuvo a dos posiciones de poder puntuar. El desgaste de los neumáticos de Sainz fue muy bueno en el tercer stint, justo cuando se encontró con Fernando Alonso, que no llegaba con los neumáticos medios en su mejor forma, pero Sainz no pudo resistir el empuje de Alonso, básicamente porque el McLaren es más rápido que el Toro Rosso.

Pero la durabilidad no es el único aspecto interesante. También lo son los tiempos por vuelta que alcanzaron los pilotos con los tres diferentes compuestos. El más rápido con el compuesto medio, fue Nico Rosberg, con un tiempo de 1:41.897, seguido de Lewis Hamilton y Max Verstappen. Con el blando, el más rápido fue Sainz con 1:42.832 lo que demuestra que el coche iba muy bien con este compuesto y por eso Toro Rosso decidió montarlo en las dos paradas. El súper blando consiguió el mejor tiempo de la mano de Vettel, con 1:39.877, seguido de Raikkonen y de Kevin Magnussen.

Temas relacionados:

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba