Archivo
26 de septiembre de 2018 26/09/18

LaLiga Santander

Apisonadora rojiblanca en el Pizjuán

Contundente goleada (2-5) de los hombres de Simeone ante un Sevilla despistado. Diego Costa volvió a marcar y el Atlético, a siete del Barça, encadena ocho partidos sin perder


25 de febrero de 2018 - Sportyou

El Atlético de Madrid tiró de control y talento para reponerse al arranque del Sevilla, que salió a morder ante un conjunto rojiblanco que, de primeras, tardó en hallarse sobre el terreno de juego. Los de Simeone, superado el arreón, se hicieron dueños del partido con un centro del campo sólido y un ataque efectivo pese a que las llegadas tampoco se dieron en exceso. Manita contundente y merecida para un equipo que demostró superioridad y no pagó en absoluto el desgaste de la Europa League.

Una crucial pérdida de Banega que no se entendió con Rico derivó en el primero del Atlético, con un Diego Costa que está en su salsa. Tras el gol, los de Simeone siguieron su partido. El Sevilla no logró aprovechar las que tuvo y el Atlético, paciente, armó su muro inquebrantable para mantener, cómodo, el peso del partido.

El segundo llegó de las botas de Antoine Griezmann por la escuadra. Golazo del ‘Principito’ para abrir distancias en el marcador y hallar aún más comodidad ante un Sevilla que se vio desbordado por un centro del campo rojiblanco que recuperaba el balón en la medular con mucha facilidad.

El tercero para los de Simeone llegó desde la pena máxima tras un penalti de Rico a Diego Costa que no llegó a tiempo para rebañar el balón al delantero. Convirtió Griezmann.

Siguió el conjunto rojiblanco con el dominio y, como acostumbra, no desaprovechó las ocasiones. De nuevo un error de la defensa sevillista, con un mal balón atrás de Mercado, no pasó desapercibido para Griezmann, que sirvió a Koke para poner el 0-4 en el marcador.

Cuando restaban veinte minutos de partido, los de Simeone ya tenían más que sentenciado el encuentro y, aun así, siguieron al ataque sin relajarse. Muchas pérdidas y despistes del Sevilla que con el paso de los minutos se convirtieron en un equipo completamente opuesto al que saltó al terreno de juego en el inicio del partido.

Griezmann, absolutamente solo en la frontal, recibió de Saúl para firmar el quinto, su hat trick.

El Sánchez Pizjuán dedicó una pitada monumental a Vitolo cuando entró al verde en el 70 y en las ocasiones que el delantero tocó el balón.

Sólo en los últimos minutos del partido el Sevilla apretó para lograr dos goles (Sarabia y Nolito), coincidiendo con la entrada de Ben Yedder. Maquilló así el resultado el conjunto de Montella que incluso pudo haber logrado el tercero si el colegiado hubiera señalado penalti en el claro derribo de Oblak a Sarabia.

Sigue apretando las cuerdas el Atlético al Barça, con siete puntos de ventaja y aún 13 jornadas por delante.

Temas relacionados: ,

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba