SPORTYOU

Archivo
20 de octubre de 2021 20/10/21

LaLiga Santander

Gil Marín: «Si nos obligan a elegir entre papá y mamá, nos vamos de casa»

El Consejero Delegado del Atléti en el World Football Summit opinó que las propuestas de cambio de la FIFA, colisiona con los intereses de los clubes


22 de septiembre de 2021 - Sportyou

El Consejero Delegado del Atlético de Madrid, Miguel Ángel Gil Marín, analizó el conflicto de las instituciones en el fútbol entre LaLiga, RFEF, UEFA y FIFA y lanzó una advertencia en el World Football Summit que deja clara la situación entre los clubes y los diferentes organismos. Después del fallido intento de la Superliga donde el Atleti era uno de los clubes importantes y del que se retiró ante la amenaza de la UEFA, no ha tardado en señalar que o cambian las instituciones o se verán obligados a buscar otros caminos lejos de la ‘protección’ de los organismos: «Si las instituciones y organismos como FIFA y UEFA siguen en esta línea, no tardará en haber algo más trabajado, con más consenso de jugadores técnicos y aficionados, que le dé una vuelta de tuerca al sistema actual. Si siguen obligándonos a decidir entre papá y mamá, nos iremos de casa. Todos son un poco responsables de la situación en la que también están implicados la RFEF y LaLiga».

Miguel Ángel Gil Marín, en el foro que se está celebrando en el estadio Metropolitano de Madrid, reclamó «someter a debate quién paga los salarios de los futbolistas cuando están con sus selecciones y soy partidario de acotar las fechas de la FIFA a cuatro o seis semanas al año».

Quiso dirigirse especialmente en la primera sesión del foro del World Football Summit, a la FIFA y a la idea de celebrar un mundial de selecciones cada dos años: «La idea de Infantino y la FIFA colisiona al cien por cien con los intereses de los clubes que son los que pagan a los futbolistas, además creo que hay un dato objetivo, la condición física de un futbolista. Someter a un jugador durante una temporada a más de 55 ó 60 partidos me parece una barbaridad. Estamos viviendo un momento de disputa por competencias entre instituciones, organismos, FIFA, UEFA… la RFEF con LaLiga etc, etc. Ellos quizá no se den cuenta pero lo único que están haciendo es un daño grande y posiblemente irreversible a los que estamos en medio que no somos otros, que los clubes que mantenemos a los jugadores y a las selecciones».

Para reforzar lo que estaba diciendo en su intervención, quiso el Consejero Delegado del Atlético de Madrid, avisar de lo que sucederá en la próxima ventana de selecciones con los partidos europeos y con la fecha FIFA de octubre: «El Atlético de Madrid en octubre se quedará sin 15 de sus jugadores y desconocemos cómo vendrán. Supongo que cansados y espero que no lesionados. Por situaciones así, propongo establecer cuatro, cinco ó seis semanas al año para los partidos de competiciones de selecciones».

Quiso ser aún más claro en su exposición y mostró lo que sería ideal para los clubes y para las instituciones antes de entrar en conflicto: «Sería partidario de cuatro, cinco ó seis semanas en las que diríamos ‘los jugadores son vuestros’. Hacer una competición de nueve meses y medio para las ligas domésticas y a nivel europeo. Dejar un mes y medio para las instituciones, es decir FIFA y UEFA. Cumplidas esas competiciones, deberíamos dar un mes de descanso obligado a los futbolistas, porque es necesario ya que sino es imposible que rindan».

El dirigente rojiblanco se refirió también en su intervención al acuerdo de LaLiga con el fondo de inversión CVC Capital Partners, que inyectó 2.100 millones de euros a los clubes a cambio de los ingresos correspondientes al 9% de los ingresos audiovisuales, en el que no participan Real Madrid, Barcelona y Athletic, que se opusieron al acuerdo y mantendrán la totalidad de sus derechos: «Hay que analizarlo con la cabeza y sin pasión. Cuando un tercero valora en 25.000 millones de euros nuestra competición te dice el gran trabajo que se ha hecho».

También ha hablado de la Superliga y ha querido explicar como fueron aquellos días en los que formó parte el Atlético de Madrid del proyecto y los motivos que le obligaron al Atleti a salirse: «A nosotros nos invitaron a formar parte de ello y entendíamos que nos habíamos ganado el derecho de estar en la mesa que iba a negociar el futuro del fútbol español. Tardamos 48 horas en darnos cuenta que poníamos en riesgo al fútbol tradicional y que gracias a ese fútbol hemos llegado a donde estamos. También percibimos el rechazo de nuestra masa social. Me reuní con los accionistas, les dije que me sentía que traicionaba a la idea de este deporte y nos salimos, pero quiero repetir y avisar que si las instituciones siguen en la misma línea no tardará en que aparezca otro sistema que le dé una vuelta de tuerca porque hay mucha crispación y nunca, de verdad, nunca he vivido la situación de ahora. Debemos unirnos ante la crispación de la clase política. El fútbol no solo es una industria, es un deporte. LaLiga debe gestionar la liga, la RFEF la selección, los arbitrajes y el fútbol territorial.. Cuando uno quiere gestionar las competencias de otro es cuando sucede el conflicto».

Volver arriba