SPORTYOU

Archivo
28 de septiembre de 2022 28/09/22

LaLiga Santander

Gil Marín entra en la Ejecutiva de la ECA

El consejero delegado del Atlético de Madrid, recupera el cargo tras haber dimitido por la Superliga y ahora tras abandonar 'el invento' la ECA le da un cargo directivo


7 de septiembre de 2021 - Sportyou

La ECA, que es el máximo órgano de representación de los clubes europeos, ha designado a tres nuevos directivos para su Junta Ejecutiva y el nuevo miembro español es Miguel Ángel Gil Marín, consejero delegado del Atlético de Madrid. De ésta manera Gil Marín recupera un puesto que había abandonado al ingresar en el proyecto de la Superliga en la que ahora sólo quedan el Real Madrid, Juventus y FC Barcelona.

Además de Gil Marín también han entrado en la Ejecutiva dirigentes de clubes que estaban en la Superliga y que tras abandonar el proyecto, Nasser Al-Khelaifi, presidente de la ECA, les ha premiado incluyendo en esa Ejecutiva al CEO del Inter de Milán, Alessandro Antonello y también al máximo representante del Tottenham Horspur, Daniel Levy.

La decisión llega tras la reunión celebrada en el organismo y donde se reafirmó la unión entre Al-Khelaifi, presidente del PSG y máximo representante de la ECA, y Aleksander Ceferin, presidente de la UEFA. Ahora comienza esa reestructuración de fuerzas en la ECA como anunciaron los dos en la Asamblea que de momento ha comenzado dándoles un premio a tres dirigentes arrepentidos del proyecto de la Superliga.

«Mientras que los tres clubes rebeldes desperdician energía, distorsionan las narrativas y siguen poniendo el grito en el cielo, los otros avanzan y concentran todas sus fuerzas en construir un futuro mejor para el fútbol europeo», espetó Al-Khelaifi durante el evento en un claro ataque a Real Madrid, FC Barcelona y Juventus.

El papel de la Justicia
Estos tres clubes son los únicos que siguen manteniendo su apuesta a la Superliga. Y lo hacen pese a las presiones ejercidas por la UEFA, que llegó a amenazar con dejarles fuera de la actual Champions League y que acabó aceptando su inscripción tras las advertencias judiciales. El resto, ya aceptados en la ECA, firmaron un acuerdo con la UEFA donde asumían una sanción y se comprometían a no volver a apoyar competiciones como la Superliga. Este castigo, sin embargo, quedó anulado por el mismo juez.

El Juzgado de lo Mercantil de Madrid, donde se inició el caso, pidió tanto a la UEFA como a los diferentes organismos del deporte que se abstuvieran de realizar declaraciones o movimientos que impidieran que se impulsara la Superliga. El caso está actualmente en el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, pero todo apunta a que no irá por la vía urgente y que la resolución podría alargarse.

La UEFA, sin embargo, confía en poder ganar el caso. Los clubes de la Superliga también mantienen su seguridad en salir victoriosos con el objetivo de acabar con un posible monopolio en el mundo del fútbol en manos de la UEFA.

Volver arriba