SPORTYOU

Archivo
15 de octubre de 2019 15/10/19

Fútbol

Ghana sobrevive a la prórroga

Sólo una selección superó la fase de grupos, pero con la victoria de Ghana (2-1) ante Estados Unidos las esperanzas de que el fútbol africano haga algo destacado en el primer Mundial del ‘continente negro’ se mantienen intactas. Cinco minutos fueron suficientes para que los africanos se adelantasen en el marcador. K.P. Boateng se aprovechó […]


26 de junio de 2010 Sergio Santomé - Sportyou

Sólo una selección superó la fase de grupos, pero con la victoria de Ghana (2-1) ante Estados Unidos las esperanzas de que el fútbol africano haga algo destacado en el primer Mundial del ‘continente negro’ se mantienen intactas.

Cinco minutos fueron suficientes para que los africanos se adelantasen en el marcador. K.P. Boateng se aprovechó de una pérdida de balón de Clark y culminó su gran arrancada con un buen disparo ante el que poco pudo hacer Tim Howard. A pesar de ponerse con ventaja, Ghana no cambió su forma de jugar y la primera media hora fue un monólogo. Estados Unidos era incapaz de superar la línea de mediocampo. El buen juego de los africanos no se tradujo en goles, tampoco en demasiadas ocasiones claras. Si algo le falta a esta selección es pegada y una mayor precisión a partir de tres cuartos de campo.

La malísima imagen mostrada por Estados Unidos provocó que Bob Bradley moviese el banquillo a la media hora. Entró Edu por Clark y se apreció una cierta mejoría en el tramo final de la primera mitad, pero aun así el seleccionador volvió a hacer un cambio en el descanso, Feilhaber por Findley. El cambio -como todos los que está haciendo Bradley en este Mundial- hizo que el partido cambiase de rumbo. Con la sustitución, EEUU tuvo más presencia en mediocampo y Donovan y Dempsey pasaron a tener mayor libertad. La mejoría fue notoria y las ocasiones no tardaron en llegar.

La ingenuidad del jovencísimo Jonathan Mensah le salió cara a Ghana. Cometió penalti sobre Dempsey, y Donovan lo convirtió. Quedaba casi media hora para el final, pero Estados Unidos no renunció a seguir atacando y no se conformó con lo que ya había conseguido. El dominio siguió siendo abrumador y en ningún momento de la segunda mitad Ghana recuperó el buen juego que había mostrado en la primera. A poco del final, Jozy Altidore falló un mano a mano y el partido llegó a la prórroga como resultado de la igualdad existente en los noventa minutos, una parte para cada equipo: la primera para Ghana, la segunda para Estados Unidos.

Asamoah Gyan, que había pasado totalmente inadvertido en la segunda parte, despertó y tras una buena acción individual batió a Howard. Solo se llevaban disputados tres minutos de prórroga. Desde ese momento se notó mucho el desgaste y el cansancio de ambos equipos. Había sido un partido de ida y vuelta, pero ese elevado ritmo que se había visto en los noventa minutos de tiempo reglamentario desapareció. Ghana estuvo relativamente cómoda y sólo un par de llegadas -con subida del portero Howard incluida- al borde del final inquietaron a Kingson.

En cuartos de final, Ghana se medirá a Uruguay, por lo que soñar con ver a una selección africana, por primera vez en la historia, en las semifinales de un Mundial no es una utopía. Por el momento, Ghana ya ha conseguido su mejor resultado en una Copa del Mundo.

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba