SPORTYOU

Archivo
6 de agosto de 2020 6/08/20

General

Paseo del Real Madrid en Getafe

El Real Madrid cumplió con el trámite de Getafe de manera plácida. No se esperaba que el conjunto blanco tuviese una alfombra en la casa del vecino. Más que un partido de fútbol se pareció a un entrenamiento con algo de intensidad. Tampoco mucha porque hubo una distancia sideral entre ambos equipos. Se esperaba más […]


16 de abril de 2016 - Sportyou

6

El Real Madrid cumplió con el trámite de Getafe de manera plácida. No se esperaba que el conjunto blanco tuviese una alfombra en la casa del vecino. Más que un partido de fútbol se pareció a un entrenamiento con algo de intensidad. Tampoco mucha porque hubo una distancia sideral entre ambos equipos.

Se esperaba más del Getafe por esas cosas del cambio de entrenador. La llegada de Esnáider no cambió la dinámica apática y tristona de un equipo que sigue en caída libre camino de Segunda división. Sin raza, sin intensidad y sin convencimiento es muy complicado hacer frente a un equipo como el Real Madrid.

La dinámica del partido se hizo transparente a los tres minutos de juego. El Madrid, por entonces, ya había lanzado dos balones contra la meta de Guaita y el Getafe había dado más pases al rival que al compañero. El gol era cuestión de tiempo. Primero, Cristiano estrelló un balón contra el poste dando un primer aviso. A la media hora llegó el tanto de Benzema en un buen centro de James. Ahí acabó el partido, si es que lo hubo en algún momento.

Sintió el golpe el Getafe mientras el Madrid se dedicaba a dibujar jugadas de párvulo, tirando paredes y entrando al área como le daba la gana sin apenas oposición. Así llegó el tanto de Isco para dejar en evidencia a todo el equipo rival. Con tanta facilidad, el equipo de Zidane no levantó el pie en la segunda parte y llegaron los goles. Bale firmó el tercero, James Rodríguez, el cuarto y Cristiano Ronaldo, el quinto. En medio del aluvión de tantos, Sarabia marcó el de la honra.

Getafe, 1; Real Madrid, 5

Temas relacionados: , , ,
Volver arriba