SPORTYOU

Archivo
6 de diciembre de 2019 6/12/19

Tenis

Muguruza, ¿falta de humildad o ambición?

“La he felicitado porque lo ha dado todo al nivel al que está, tenístico y mental. Pero no le ha hecho mucha gracia. No lo ha aceptado de muy buen grado. Y esa falta de humildad a la hora de no aceptarlo es lo que hace que pueda ser muy grande”. ¿Falta de humildad o […]


29 de mayo de 2015 TENNISTOPIC - Sportyou

Garbiñe Muguruza

“La he felicitado porque lo ha dado todo al nivel al que está, tenístico y mental. Pero no le ha hecho mucha gracia. No lo ha aceptado de muy buen grado. Y esa falta de humildad a la hora de no aceptarlo es lo que hace que pueda ser muy grande”. ¿Falta de humildad o ambición? “Sí, pero hay que saber cuándo se han hecho las cosas mal también, para mejorarlas. Entonces una parte es muy buena, la de ambición, y otra no. Lo ideal sería ‘bien, he pinchado de cabeza, pero me jode un huevo haber perdido’. Y no es ‘me jode un huevo haber perdido y no he pinchado de cabeza’”.

Esta conversación se produjo hace justo un año entre Garbiñe Muguruza y su entrenador, Alejo Mancisidor, nada más caer derrotada ante Maria Sharapova en cuartos de final de Roland Garros. Y ejemplifica a la perfección pasión de la juventud y la sabiduría del a experiencia. El tenis siempre ofrece la oportunidad de la revancha, y Garbiñe vuelve a estar en octavos de final del Grand Slam francés, después de remontar ante la alemana Angelique Kerber (4-6, 6-2 y 6-2).

En un partido lleno de alternativas, con 11 roturas de servicio, Muguruza ha firmado 33 golpes ganadores en la superficie más lenta del circuito. Meritorio. También 38 errores no forzados. Mejorable. Pero llegó al torneo en el puesto 20 del ránking mundial y ya está entre las 16 mejores, donde espera a su amiga y compañera de dobles Carla Suárez, que aún debe buscar su pase ante la italiana Flavia Pennetta.

“Jugando a este nivel puedes ganar el torneo”. Con esas palabras Serena Williams felicitó a Garbiñe en la red tras caer derrotada en 2014. “Si sigue trabajando con humildad, sobre todo, y sigue en esta línea, es de las que tendría opciones de ganar Roland Garros. Como potencial y posibilidades, sí, pero yo prefiero ser cauto y ver cómo trabaja el día a día. Hay que trabajar”. Así se despidió Alejo de París hace un año. ¿Falta de humildad o ambición? Trabajo y más trabajo.

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba