SPORTYOU

Archivo
22 de octubre de 2019 22/10/19

Tenis

A soñar, Garbiñe

Garbiñe Muguruza ya está en cuartos de final de Roland Garros, después de ganar con autoridad a Flavia Pennetta por 6-3 y 6-4. Con su agresividad habitual, incluidos 30 golpes ganadores, y rozando el 50 por ciento de puntos al resto, la tenista española vuelve a estar entre las ocho mejores del Grand Slam parisino […]


1 de junio de 2015 TENNISTOPIC - Sportyou

Garbiñe Muguruza

Garbiñe Muguruza ya está en cuartos de final de Roland Garros, después de ganar con autoridad a Flavia Pennetta por 6-3 y 6-4. Con su agresividad habitual, incluidos 30 golpes ganadores, y rozando el 50 por ciento de puntos al resto, la tenista española vuelve a estar entre las ocho mejores del Grand Slam parisino y esta vez con mayor licencia para soñar.

Si en 2014 Maria Sharapova le alejó de las semifinales, en esta edición la rusa ha caído ante Lucie Safarova (6-7 y 4-6), con lo que la jugadora checa y la ganadora del duelo entre Ana Ivanovic y Elina Svitolina son los obstáculos que separan a Muguruza de la primera final de Grand Slam de su carrera.

Quedan dos partidos, pero sin duda Garbiñe hubiese firmado esas rivales al inicio del torneo: “Si la ha ganado es porque está jugando bien, pero si te dan a elegir entre una que ha ganado cinco Grand Slams y otra que no, está claro cuál vas a elegir. Pero luego tienes que jugar, entrar en la pista y que la otra tenga su día y te gane. Sobre el papel, todo el mundo prefiere a una que es peor que la otra. Sobre el papel…”.

Eso sí, Muguruza sabe que a la vuelta de esos dos partidos, espera la historia. Desde el año 2000, con Conchita Martínez y Arantxa Sánchez-Vicario, ninguna tenista española ha jugado una semifinal de Grand Slam. “¿Un gran salto? Bueno, es otro partido que tengo que jugar, pero claro que es una oportunidad el volver a estar aquí y volver a tener la oportunidad de llegar a semifinales. Así que voy a darlo todo y más para ganármelo”.

Por cierto, Conchita y Arantxa, que le aconsejan cada vez que se encuentran: “Siempre me intentan ayudar. Es fantástico que se preocupen por mí: ‘Oye Garbiñe, ¿cómo estás?’, ‘Acuérdate, estáte concentrada’, ‘Estás jugando muy bien’… Te van diciendo cosas que te ayudan, sobre todo de alguien como ellas que te dicen: ‘Yo he estado en tu momento’, ‘Yo me acuerdo cuando tenía tu edad’… Entonces es como ‘Ah, vale, vale, no soy tan rara’. Siempre que las veo voy un poco ‘Conchita, ¿qué te cuentas?’”.

“Dentro de la pista sé lo que tengo que hacer, pero fuera… Fuera me dan consejos, como si fueran una madre”, concluye Garbiñe. A soñar.

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba