SPORTYOU

Archivo
18 de septiembre de 2021 18/09/21

Carreras

Alerta roja por los frenos en el GP de Canadá

El circuito Gilles Villeneuve, donde se celebra el GP de Canadá de Fórmula 1, es uno de los trazados más exigentes con los frenos, un elemento que cobra una importancia difícil de ver en otros Grandes Premios. Una de las características más notables son las largas rectas que desembocan en fuertes frenadas que elevan la […]


2 de junio de 2015 Revista del Motor - Sportyou

Nico Rosberg frenando en el GP de Canadá de 2014

El circuito Gilles Villeneuve, donde se celebra el GP de Canadá de Fórmula 1, es uno de los trazados más exigentes con los frenos, un elemento que cobra una importancia difícil de ver en otros Grandes Premios. Una de las características más notables son las largas rectas que desembocan en fuertes frenadas que elevan la temperatura de los discos hasta poder verlos al rojo vivo.

La frenada más fuerte del circuito es la de la última curva. Allí, los pilotos aplican una fuerza de 171 kg sobre el pedal, y soportan una deceleración de 5,6 G. La frenada sólo dura 1,29 segundos, pero es un tiempo suficiente para que en 122 metros, los monoplazas pasen de los 320 km/h hasta los 120 km/h. Otro punto a tener en cuenta en este aspecto es la primera curva, donde los 5 G de fuerza se combinan con la transferencia de masas propia de una frenada en curva. Todo un reto, tanto físico para los pilotos como mecánico para los monoplazas.

Durante la carrera, los pilotos pisarán el pedal del freno durante un 19% de la prueba, lo que sumado a la fuerza que aplican sobre el pedal izquierdo, supone que cada piloto realizará un total de 65.590 kg de fuerza. La refrigeración de los frenos en las múltiples rectas del trazado cobra una importancia mayor que en otro circuito, y no será nada raro ver abandonos por culpa de los frenos en este Gran Premio.

Temas relacionados:
Volver arriba