SPORTYOU

Archivo
24 de septiembre de 2020 24/09/20

General

Figo cuenta cómo se gestó su pase del Barcelona al Real Madrid

Culpa a la prensa del recibimiento hostil del Camp Nou

El portugués culpa a la prensa del recibimiento tan hostil que le brindó el Camp Nou en el primer Barcelona-Real Madrid que jugó como futbolista blanco


31 de mayo de 2016 - Sportyou

Luis Figo culpa a la prensa del recibimiento tan hostil que le brindó el Camp Nou en el primer Barcelona-Real Madrid que jugó después de cambiar el club blaugrana por el eterno rival: “Parecía que todos eran unos santos y que el malo era yo”.

El portugués asegura que, en cierta forma, se esperaba esa bienvenida: “Con la que se montó en los medios de comunicación, lo que se me atacó y lo que pudo provocarse en términos de violencia…”, dijo en el programa ‘Acento Robinson’ de la cadena SER. No obstante, el exfutbolista reconoce que se sorprendió igualmente: “No sé si estaba preparado para encontrarme lo que me encontraría después. Emocionalmente no lo sabía, cómo se me recibiría. Fue un año difícil. No sabía qué iba a encontrarme, ni cómo iba a reaccionar”. Aún así, le habría preocupado más ser recibido así en el Santiago Bernabéu: “Si me hubieran abucheado 100.000 en mi casa, en este caso el Real Madrid, diría, ¡joder!, que hago yo aquí, estoy acabado”.

Figo reveló algunos detalles de cómo se gestó su salida del Barcelona y su llegada al Real Madrid: “Florentino Pérez, como candidato a la presidencia, tenía un compromiso con mi agente, pero conmigo no había nada, porque yo tenía contrato. El resto fue decisión mía, por ese compromiso de mi agente. El presidente del Barcelona no hizo caso de la situación y acabó diciéndome: ‘Trae el dinero y te puedes ir’. Lo pasado esta ahí, no busco culpables ni víctimas”.

El portugués no se arrepiente de su etapa en ‘Can Barça’: “No reniego de mi época allí. Fue fantástica. Forma parte de mi historia y de mi carrera. Tuve la suerte de trabajar con un mito del fútbol como Johan Cruyff. Sin lo que aprendí allí, mi carrera no sería la misma y no me habría permitido llegar donde llegué”.

Volver arriba