SPORTYOU

Archivo
19 de noviembre de 2019 19/11/19

Opinión

Opinión

Otro fiasco para el Castilla


  • 16 de junio
    de 2016
  • Paco Navacerrada

Después de quedar campeón del Grupo II de Segunda B, en la planta noble del estadio Santiago Bernabéu ya se contaba con que el Castilla jugaría en Segunda División la temporada que viene. Sin embargo, la realidad es otra muy diferente. El primer filial del Real Madrid continuará un año más en Segunda B, después de caer eliminado en la segunda eliminatoria del play-off de ascenso. La verdad es que estos partidos eliminatorios, contra el UCAM Murcia y el Lleida, han resultado decepcionantes y frustrantes para todo el madridismo. Fueron cuatro encuentros en los que el Castilla no consiguió ganar ninguno: empató uno y perdió tres. Fracaso absoluto.

Con este panorama, toca reinventarse una vez más. Parece que Luis Miguel Ramis continuará como entrenador y será el encargado de llevar al equipo al objetivo del ascenso. Para ello deberá rearmar un conjunto potente y solvente para intentarlo. De los que están ahora, habrá jugadores que ya no estén la temporada que viene. Hay futbolistas que ya han tocado techo en el Castilla y que buscarán otros horizontes, en el Real Madrid o lejos de él. Los casos más llamativos son los de Mayoral, Mariano, Marcos Llorente, Odegaard o Febas. Salvo este último, los otros, casi con total seguridad, ninguno continuará en el Castilla. Es decir que, con la base que hay ahora mismo y con los fichajes que se puedan hacer, habrá que tirar del Juvenil A para cerrar la plantilla. Y aquí es donde viene el problema. El Juvenil A ha quedado tercero en su grupo, por detrás de At. Madrid (campeón) y Rayo Vallecano. Ahora mismo juega una de las semifinales de la Copa del Rey de la categoría, contra el Villarreal. Si consideramos que el Juvenil A lleva dos temporadas sin ganar la Liga, debemos suponer que la camada de futbolistas no es muy buena.

Hay que recordar que el Real Madrid prescindió del tercer filial, el Real Madrid C, que jugaba en Tercera División. Esos chavales del juvenil podrían pasar por el buen filtro que es la Tercera madrileña para, después, jugar en el Castilla. Ahora pasarán de categoría juvenil a Segunda B. Un salto demasiado grande.

Aparte de todo esto, llegamos a la organización interna de la cantera del Real Madrid, en donde no existe un director, sino dos. Por un lado, Ramón Martínez; por otro, Víctor Fernández. Y en medio de todo, el caos. Resulta difícil de entender que un tipo como Ramón Martínez, que fue despedido dos veces del Real Madrid con sus respectivas indemnizaciones, volviese en 2009 al Real Madrid, de la mano de Jorge Valdano, y que el día que se fue su mentor no hiciese la maleta con él. Él, irse, no se va a ir. Esperará que lo despidan y coger el cheque. Sería la tercera indemnización. Todo un récord. De Víctor Fernández nada se sabe.

Y mientras, el Castilla, una temporada más, en Segunda B.

Temas relacionados: ,

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba