SPORTYOU

Archivo
21 de septiembre de 2021 21/09/21

Escuderías

Ferrari va muy en serio

La victoria de Vettel en Australia confirma las sensaciones de pretemporada y desata una minicrisis en el seno de Mercedes


27 de marzo de 2017 David Sánchez de Castro - Sportyou

Sebastian Vettel ha devuelto a un piloto de la Ferrari al frente de la clasificación de constructores después de 1.625 días. Hay que remontarse al Gran Premio de Japón de 2012, cuando Fernando Alonso apuraba aún sus opciones de lograr el título de rojo, para ver la última vez a un corredor de la Scuderia como líder del campeonato del mundo. Después de la friolera de 84 Grandes Premios, el fin de un reinado como el de Red Bull y los años de plata de Mercedes, hay un hombre de rojo como referente de la clasificación.

La alegría de Vettel es normal. En la pretemporada ya se intuía que el SF17-H era un monoplaza bien hecho, un coche en el que confiar y la primera carrera de la temporada 2017 ha confirmado esas sensaciones. Rápido, estable, duro… El coche que han dado a Kimi Räikkönen y al tetracampeón del mundo es uno de los más firmes candidatos a arrebatar el cetro a Mercedes.

Además de un coche potente y de pilotos con calidad fuera de toda duda, salvo quienes no ven más allá, en Australia se ha visto llevar la voz cantante en cuanto la estrategia. No es un asunto baladí. Supieron leer desde el muro perfectamente los ritmos propios y los de sus perseguidores, consiguieron una ventaja clave en el momento en el que Hamilton se metía en boxes y, en definitiva, obligaron a Mercedes a romper con el guión previsto. Por mucho que desde el box de las flechas plateadas no quieran admitirlo, el domingo les colaron un gol por toda la escuadra.

La gran pregunta que se deriva ahora es: ¿hasta qué punto lo visto en el Albert Park de Melbourne es miel de un día? ¿Ha dado el salto Ferrari de manera definitiva? Nada hace pensar lo contrario. Red Bull vivió una pesadilla en Australia, y eran los que más fuertes llegaban sobre el papel. El problema que se han encontrado es que el coche es demasiado frágil, con lo que Ferrari ha dejado atrás a un rival muy fuerte. Mercedes se ha visto superado, tanto en velocidad pura (la vuelta rápida de carrera fue de Räikkönen, y la tercera mejor del propio Vettel) como en rendimiento de los neumáticos, este año aún más fundamentales debido a la nueva normativa. En el seno de la escuadra campeona están seriamente preocupados porque, por primera vez en tres años, no son la referencia y temen convertirse en un equipo que tenga que tomar las decisiones más difíciles para mantener su dominio. Para muestra, la reacción de Toto Wolff cuando vio que perdían la carrera en Melbourne por una pifia:

Dicho lo cual: Hamilton es mucho Hamilton y Bottas no es, ni mucho menos, manco. La pelea está más abierta que nunca y, por el bien del espectáculo y alegría de los fans, la mejor noticia del Gran Premio de Australia es que Ferrari se ha ganado el papel de candidato.

Temas relacionados: , ,
Volver arriba