SPORTYOU

Archivo
1 de diciembre de 2021 1/12/21

Carreras

Ferrari vuelve a ganar casi dos años después

Ferrari ha dado en la tecla con la estrategia y ha conseguido llevar a Sebastian Vettel hasta la victoria. Esta ha sido la primera victoria de Ferrari en casi dos años. Para ver a un piloto de Ferrari subido en el cajón más alto del podio nos tenemos que remontar hasta el año 2013 cuando […]


29 de marzo de 2015 Revista del Motor - Sportyou

Sebastian Vettel GP Malasia 2015

Ferrari ha dado en la tecla con la estrategia y ha conseguido llevar a Sebastian Vettel hasta la victoria. Esta ha sido la primera victoria de Ferrari en casi dos años. Para ver a un piloto de Ferrari subido en el cajón más alto del podio nos tenemos que remontar hasta el año 2013 cuando Fernando Alonso ganó el GP de España. Desde entonces ningún coche de la escudería de Maranello ha sido el primero en ver la bandera a cuadros.

Durante el GP de Malasia el rendimiento del Ferrari SF15-T ha sido más que bueno. Ya en la clasificación Sebastian Vettel consiguió clasificar en primera línea, entre los dos Mercedes. En la carrera, Vettel no ha podido adelantar de primeras a Lewis Hamilton pero la buena estrategia de Ferrari ha hecho que el alemán pudiera plantar cara con contundencia a los Mercedes.

Pero lo de Vettel no ha sido un caso aislado. Kimi Räikkönen ha sufrido bastante en este Gran Premio. En la clasificación la lluvia le cogió por sorpresa y en carrera ha tenido un pinchazo que le ha relegado al final del pelotón al inicio de la carrera. Pero una mezcla de estrategia y buen ritmo han hecho que el finlandés terminase la carrera en cuarta posición, por delante de los dos Williams.

En este fin de semana Ferrari ha confirmado lo que ya sospechábamos tras el GP de Australia. La escudería del «cavallino» es la única alternativa en la victoria a Mercedes en la actualidad. Pero esto no ha hehco nada más que empezar y habrá que seguir con atención la evolución de Ferrari y, por supuesto, Mercedes, pero sin olvidarnos de Williams, Red Bull y, por qué no, de McLaren.

Volver arriba