SPORTYOU

Archivo
15 de noviembre de 2019 15/11/19

Tenis

Verdasco se reencuentra en Miami

En el mundo del deporte hay triunfos que pueden suponer un punto de inflexión. Victorias inesperadas que derriban barreras mentales que parecían imposibles de superar. Fernando Verdasco, verdugo ayer de Rafael Nadal en la tercera ronda del Masters 1000 de Miami, aspira a convertirse de nuevo en el tenista competitivo que un día fue tras […]


30 de marzo de 2015 TENNISTOPIC - Sportyou

Fernando Verdasco

En el mundo del deporte hay triunfos que pueden suponer un punto de inflexión. Victorias inesperadas que derriban barreras mentales que parecían imposibles de superar. Fernando Verdasco, verdugo ayer de Rafael Nadal en la tercera ronda del Masters 1000 de Miami, aspira a convertirse de nuevo en el tenista competitivo que un día fue tras deshacerse por primera vez en más de un año de un jugador situado en el top-ten. Hasta el momento en el que inclinó al balear en la central de Crandon Park, Richard Gasquet en Indian Wells 2014 era su última víctima ilustre. A sus 31 años y tras catorce temporadas como profesional en las que llegó a transitar entre los diez mejores del mundo, pocos podían esperar que el madrileño lograse en el día de ayer una de las mejores victorias de su carrera.

Verdasco accedió a la cuarta ronda de Miami con la convicción del que se sabe superior en la pista. Lo demostró en todo momento ante un Nadal desconocido y aletargado. Con la confianza por bandera, el número 34 del ránking ATP volvió a exhibir un gran nivel de tenis en una sus canchas predilectas. Su idilio con las pistas de Cayo Vizcaíno viene de lejos, desde su debut en Florida en el ya lejano 2003. En aquella época fue capaz de llegar a la tercera ronda desde la fase previa con sólo 19 años. En los años 2009 y 2010 llegarían sus mejores registros, cuando alcanzó los cuartos de final antes de ceder primero ante Andy Murray y luego ante Tomas Berdych, que a la postre disputarían el partido por el título.

El tenista capitalino se coló entre los dieciséis mejores del cemento púrpura donde le espera el argentino Juan Mónaco, que celebró por todo lo alto su 31 aniversario deshaciéndose de Guillermo García López en dos sets (7-5 y 6-4). Verdasco, que no alcanza unos cuartos de final en un torneo Masters 1000 desde Madrid 2012, busca volver de nuevo a una antepenúltima ronda en uno de los mejores eventos del mundo. Si bien es cierto que en el palmarés del último verdugo de Nadal brilla con fuerza el título conseguido en el ATP 500 de Barcelona, le faltan coronas de mayor calibre en su zurrón. En los Masters 1000 sus mejores registros llegarían en 2010: en esa temporada firmó una final en Montecarlo y unas semifinales en Roma.

La victoria ante Rafael Nadal es importante, qué duda cabe, pero de poco servirá si no tiene continuidad en partidos venideros. En la siguiente ronda, Verdasco se enfrentará ante otro nuevo reto. En esta ocasión saltará a la pista sabiéndose favorito, con la presión que eso conlleva. Las canchas de Miami siempre fueron talismán para el madrileño y ante Juan Mónaco se le presenta otra oportunidad de decirle al circuito tenístico que sigue ahí. Que no se ha marchado. Que no ha vuelto sólo para romper algún pronóstico aislado. En Crandon Park, un perfil con ganas de demostrar que lo de ayer no fue casualidad. Ganar a los mejores ya no es el objetivo. El objetivo es volver a formar parte de los mejores.

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba