SPORTYOU

Archivo
22 de octubre de 2019 22/10/19

Opinión

Opinión

Fernando Alonso, the GOAT


  • 27 de enero
    de 2019
  • David Sánchez de Castro

Don Fernando Alonso Díaz ha entrado en la historia. Da igual cuando leas esto. Esta vez ha sido en Daytona, un circuito que el 90% de los espectadores de Bein Connect habrán tenido que buscar en Google Maps, como tantas otras veces ha provocado el asturiano.

Extenderme acerca de las virtudes de Fernando Alonso como piloto sería absurdo. Sus datos hablan por sí mismos, y los datos se quedan cortos en cuanto se pregunta a compañeros y rivales.

Por eso cabe preguntarse una cuestión: ¿es Fernando Alonso el más grande de la historia? Esa fama que en Estados Unidos pusieron de moda los deportistas, y que se resume en el acrónimo de ‘Greatest Of All Time’. La respuesta es compleja, pero él es de los que está empeñado en hacer temblar los cimientos de cualquier creencia.

Fernando Alonso es capaz de mantener despiertos a cientos e incluso miles de espectadores delante de una retransmisión de una carrera que dura todo un día. Hace conectar a gente con competiciones de la que no había oído hablar en su vida (Hulio). El hombre que metió la Fórmula 1 en las paelleras de los domingos, como decía su buen amigo Antonio Lobato, ha logrado que los que nos veíamos como unos frikis de las carreras raras, esas que duran todo un día, tengamos nuestro momento de gloria.

Ahora le toca el más difícil todavía: las 500 Millas de Indianápolis. Ese es el monstruo final del videojuego, la madre de todos los retos. No es nada fácil ganar en el ‘brickyard’, como no lo fue en Daytona. ¡Si hasta se rompieron los cielos para ponerle las cosas más complicadas! Y después de Indianápolis, si lo gana, tratará de emprender nuevos rumbos donde nadie esperaba: ¿El Dakar? El Dakar. ¿La NASCAR? La NASCAR. Y si se quiere poner a correr en karts, como hacía hace 30 años, a nadie le extrañaría.

¿Es Fernando Alonso el más grande la historia? Me preguntaba hace unas líneas. Y la respuesta es: no lo sé. Pero a quien me lo espete en la cara, no tendré la valentía de responderle que no. Y a los que se burlen de él, sólo puedo recomendarles que visiten idealista, que seguro que pueden apañar alguna cueva amplia para esconderse muy al fondo. Igual les vale la casa que vende Sergio Dalma en Rosinos, que es bastante amplia y fresquita…

Temas relacionados: ,

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba