SPORTYOU

Archivo
21 de octubre de 2021 21/10/21

Opinión

Opinión

Alonso se ha convertido en un ridículo ‘meme’


  • 30 de julio
    de 2017
  • David Sánchez de Castro

Hace ya mucho tiempo que Alonso no cuenta para las victorias en la Fórmula 1. Ni siquiera para los podios o, si me apuran, un ‘top 5’. Se ha hundido en la mediocridad más absoluta: sus resultados no están a la altura de las viejas glorias con las que hizo vibrar a millones de aficionados cada fin de semana y, aunque los destellos siguen estando ahí, de elogios y palmaditas en la espalda no vive un piloto.

Ni siquiera ser el piloto mejor pagado de la parrilla junto a Lewis Hamilton es un consuelo. Alonso, como tantos otros deportistas del más alto nivel, tienen el dinero por castigo. Con un multimillonario sueldo de tirita, las heridas duelen menos, pero duelen.

Decía el piloto español antes de la disputa del GP de Hungría, justo cuando cumplía 36 años, que para 2018 mucho tienen que cambiar las cosas para que siga en McLaren. El primer cambio que necesita es de mentalidad: si quiere ganar, debe hacerlo en un equipo que opte a ganar. Es una perogrullada, pero McLaren no va a estar en condiciones de victoria en 2018. Ahora mismo están intentando quitarse las cadenas de Honda y, salvo que lo resuelvan en este parón, se va a ir a septiembre la decisión final de qué motor llevarán. Mercedes, a la espera.

Pero, en cualquier caso, sea con Honda o sea con un motor cliente de Mercedes, McLaren no va a estar en las mismas condiciones que los alemanes para luchar por las victorias. Por pura lógica, los motores ‘pata negra’ se los quedarán Lewis Hamilton y quien sea su compañero (Bottas tiene contrato hasta final de 2017). Si Alonso quiere seguir en Fórmula 1, y ganar, sólo tiene una carta que jugar y que, salvo máxima sorpresa, le dará garantías de hacerlo: Mercedes.

Mientras tanto, seguirá siendo carne de ‘meme’ para los ingeniosos, y algunos muy afilados, tuiteros.

Temas relacionados: