SPORTYOU

Archivo
2 de diciembre de 2022 2/12/22

Opinión

Opinión

Por qué Alonso nunca acierta con su equipo


  • 29 de septiembre
    de 2015
  • Fernando Carrión

Fernando Alonso

Dicen que el verdadero valor de tus logros se mide por los rivales con los que has competido. Y de rivales puede presumir Fernando Alonso. El asturiano se ha enfrentado a varias generaciones de pilotos, encabezadas por Schumacher, Raikkonen, Hamilton y Vettel. Pero su verdadero mérito es haber luchado contra algunos de los mejores equipos técnicos de la historia de la Fórmula 1 y haber forjado un palmarés envidiable sin haber tenido, casi nunca, el mejor coche. Ese mérito también puede verse un error estratégico: nunca supo fichar por el mejor equipo.

En 2005 y 2006, Alonso le dio la puntilla a la gloriosa Ferrari de Jean Todt, Ross Brawn y Rory Byrne; y superó de forma casi “milagrosa” a la McLaren de Ron Dennis, Adrian Newey y Kimi Räikkönen (cuando de verdad era rápido).
Alonso competía en Renault, un equipo que no eligió pues fue el único que apostó por él para llevarlo a la F1. Con Flavio Briatore, Pat Symonds y Bob Bell era una buena formación, pero estaban lejos de sus rivales en la mayoría de los campos. Los R25 y R26 eran coches fiables y regulares, pero más lentos que los y McLaren MP4-20 y Ferrari F2006.

En 2007 elige McLaren, a priori, una excelente elección. Por primera, y única vez en su carrera, pilotó el mejor coche de la parrilla. Pero viéndolo a toro pasado se equivocó de nuevo, porque aterrizó en una escudería en la que las disputas con Ron Dennis y su protegido Lewis Hamilton le hicieron la vida imposible.

Después, nuevo fiasco en una lamentable segunda etapa en Renault y error al no aceptar la oferta de Ross Brawn y fichar por Brawn GP, que arrasó en 2009 con Button al volante. En 2010 la elección de Ferrari parecía buena, pero surgió el “monstruo” de Red Bull con Newey, Horner y Vettel. Un equipo Red Bull, por cierto, cuya primera opción de piloto siempre fue Fernando Alonso y al que el asturiano rechazó. Aún así un coche netamente inferior y una escudería muy por detrás de su rival en aspectos clave, como la estrategia, casi gana le quita dos mundiales a Vettel.

Puede decirse que Alonso nunca acertó con el equipo. Y quizás por eso arriesgó fichando por McLaren-Honda, la única escudería con verdadero potencial (humano, económico, político…) de convertirse en la nueva Ferrari, Red Bull o Mercedes y protagonizar una era dominante. Solo el tiempo dirá si esta vez acertó, porque, por muy mala que esté siendo esta temporada, nunca den por muertos a McLaren ni a Honda.

PD 1: Alonso estalló en Suzuka contra Honda. Nada nuevo. Maurice Hamilton nos recuerda en su columna de ESPN las rajadas de Ayrton Senna contra Honda en varias ocasiones en la temporada 1991.

Temas relacionados: , , ,
Volver arriba