Archivo
21 de mayo de 2019 21/05/19

General

Las fases de la recuperación de Leo Messi

Leo Messi, tan habituado a hacer enloquecer al Camp Nou, frente a la UD Las Palmas hizo involuntariamente todo lo contrario. Messi silenció a todo el estadio y a la Liga en general. El ligamento colateral interno de la rodilla izquierda del astro argentino se había roto. Inmediatamente las calculadoras comenzaron a sumar días de […]


27 de septiembre de 2015 - Sportyou

La lesión de Messi

Leo Messi, tan habituado a hacer enloquecer al Camp Nou, frente a la UD Las Palmas hizo involuntariamente todo lo contrario. Messi silenció a todo el estadio y a la Liga en general. El ligamento colateral interno de la rodilla izquierda del astro argentino se había roto. Inmediatamente las calculadoras comenzaron a sumar días de baja. Calendario en mano, médicos, jugadores, cuerpo técnico y aficionados, iniciaron la cuenta atrás para saber aproximadamente hasta cuando no podrán contar con Leo Messi. Algunos suspiraron con alivio cuando vieron que la reaparición de Leo podría ser el sábado 21 de noviembre, fecha en la que se disputará el Clásico en el estadio Santiago Bernabéu. Para que así suceda, se deben ir cumpliendo unos plazos en la recuperación que, según coinciden todas las fuentes médicas consultadas por Sportyou, no se deben acelerar si no quieren que Messi recaiga y la lesión se convierta en más grave y de más tiempo en recuperarla.

Será fundamental marcar un calendario de fechas, comenzando por esta primera semana en la que el hielo y el reposo sean compañeros inseparables, sobre todo en los tres o cuatro primeros días. Dependiendo de a quién se le pregunte, los hay partidarios de comenzar ya mismo a inyectarle proteínas y factores de crecimiento. El Doctor Ramón Cugat, que seguramente sea quien supervise la recuperación del argentino, es uno de los que más cree en ese tipo de tratamiento en las dos primeras semanas, donde la cicatrización de la rotura es fundamental para las siguientes fases.

Una vez concluida la fase de reposo en extensión con las proteínas plaquetarias ya instaladas en el ligamento del jugador, además de los fisioterapeutas trabajando a destajo, el gimnasio será la casa dónde más horas deberá estar Messi. La flexibilidad y fortalecimiento de la rodilla, mezclando la electroestimulación y el láser, le darán la suficiente confianza como para que comience con equilibrios en propiocepción para, apoyándose fundamentalmente en la pierna izquierda, la rodilla se fortalezca lo suficiente como para pasar a la siguiente fase, ya con el balón y en el césped. Primero en solitario y más tarde con el grupo.

Cuando Messi se encuentre con sus compañeros en un entrenamiento en el terreno de juego, deberán haber pasado al menos seis semanas y que él no sienta ninguna molestia. Las dudas aparecerán cuando golpee el balón con fuerza. Esta lesión es muy pesada y traicionera. Normalmente las roturas de los ligamentos parecen recuperadas hasta que se toca el balón: es ahí donde deben de ser más cuidadosos, tanto el jugador como los servicios médicos. A la mínima molestia deberán parar porque el miedo a los balones divididos, como en el que se produjo la rotura, serán el quid de la cuestión. No porque el contrario vaya con más fuerza sabiendo que Messi ha tenido esa lesión, sino porque el blaugrana no vaya con la confianza necesaria debido a leves molestias. Para recuperarse totalmente, no ha de haber dudas en el jugador y eso llegará cuando el dolor haya desaparecido completamente. En este tipo de lesiones, están prohibidas las precipitaciones. El 21 de noviembre está lejos aún, pero no debe de ser tampoco una fecha límite para su reaparición. En la primera semana del mes de noviembre ya se debería ver a Messi en el césped golpeando el balón sin ninguna molestia.

A partir de esa semana, comenzará la segunda fase de fortalecimiento de la rodilla izquierda. En los siguientes quince días, si todo sigue su curso normal, es cuando más deberán frenar las ansias y los deseos del argentino por volver a un partido oficial. Desde el sábado cuando se confirmó el alcance de la lesión, sus médicos de confianza han trabajado para convencerle de que todos los pasos anteriormente expuestos, deberán ser condición sine qua non para regresar al césped, si no quiere alargar más en el tiempo la recuperación del ligamento dañado. Los servicios médicos del Barcelona son conscientes de que la fecha ideal sería la del 24 de noviembre en el Camp Nou frente a la Roma en partido de Champions, porque cuatro días más de recuperación serían perfectos para Messi, pero hasta entonces, los buenos o malos resultados tendrán mucha culpa del regreso arriesgando, o del retorno totalmente recuperado de la estrella azulgrana. La paciencia deberá estar por encima de la Messidependencia.

Temas relacionados: ,

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba