Archivo
29 de Marzo de 2017 29/03/17

LaLiga Santander

La evolución de Munir en el Valencia se queda corta

El canterano azulgrana no acaba de demostrar lo que se esperaba de él y probablemente volverá al FC Barcelona en junio


19 de Marzo de 2017 Chema Mancha - Sportyou

Munir El Haddadi llegó al Valencia CF con un mote que no eligió y que le está persiguiendo: el ‘nou nou’ (el nuevo nueve, haciendo juego de palabras en valenciano). Peter Lim quiso vender a Paco Alcocer a espaldas la afición y del director deportivo de ese momento, Jesús García Pitarch, y a cambio le dieron cedido al hispano marroquí. Y como no había otro nueve en la deficiente plantilla a alguien en las oficinas se le ocurrió eso del nuevo nueve, para tapar bocas y miserias.

No le pudo ir peor el apodo. Llegar con la vitola de nueve sin serlo es exponerse a la frustración de una gente que espera una cosa que no recibe. Y acusó pronto la presión.

El primer Munir del Valencia no fue titular y jugaba en banda, así que de nueve, nada. No tuvo sintonía con el juego y no marcó goles, que al fin y al cabo era lo que se esperaba de él en Mestalla. Ni era resolutivo, ni ayudaba en defensa, ni era decisivo en ataque. Se impregnó de la mediocridad general del juego del equipo.

Pero aún le quedaba por demostrar si, jugando de nueve, tenía o no tenía gol. Y lo cierto es que en los pocos partidos que ha jugado en esa posición ha conseguido marcar. Y por eso mejoró. No mucho, pero mejoró.

El último Munir es más solidario con sus compañeros en el campo, más voluntarioso. Se pega más carreras, cierra más espacios y se ofrece más. Pero sigue en banda y ahí se diluye. No tiene velocidad para el uno contra uno y por eso, a pesar de su tenacidad, no gana línea de fondo. Tampoco se prodiga mucho al remate, allí donde es más letal. Quizá por órdenes del banquillo.

Por lo visto en Valencia su lugar puede que esté detrás de un punta de referencia, aunque aún no ha jugado en esa posición. La llegada de Fabián Orellana en invierno condiciona a Voro, el entrenador, a jugar con mediapunta y Munir se ve desplazado, de nuevo, a la banda.

Veintisiete encuentros disputados y sólo cinco goles anotados con el Valencia esta temporada son escaso bagaje para un jugador sobre el que el equipo de Mestalla tiene una opción de compra de 12 millones de euros para quedárselo en propiedad.

Luis Enrique le echó un capote en la rueda de prensa previa al enfrentamiento entre su equipo actual, el Valencia, y el que lo cedió, el FC Barcelona: “Está jugando muchos minutos. Le veo en una buena línea. Puede mejorar y lo hará”.

Las dudas en Mestalla acechan al joven futbolista, del que se desconoce si será capaz de adaptarse a una forma de jugar que no sea la de la escuela Barça, si podrá dejar de sufrir en los contraataques y si destapará el gol que lleva dentro y que aún mantiene dentro del tarro.

Para Voro, Munir El Haddadi es titular indiscutible. Pero su precio y su rendimiento le devolverán casi con total seguridad al Camp Nou a final de temporada. No obstante su juventud juega a su favor y más maduro y con un sistema en el que encaje Munir tendrá seguramente la oportunidad de demostrar su fútbol.

Temas relacionados: , ,

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba