SPORTYOU

Archivo
14 de noviembre de 2019 14/11/19

General

Europa es de nuestros chicos

España prolonga su verano de ensueño en las categorías inferiores. Al triunfo de la sub’21 en el Europeo se le ha unido el de la sub’19. Los chicos de Ginés Meléndez se llevaron el título con mucho sufrimiento, remontando hasta en dos ocasiones a una muy seria República Checa (2-3). Alcácer, delantero del Valencia, anotó […]


2 de agosto de 2011 José Mendoza - Sportyou

España prolonga su verano de ensueño en las categorías inferiores. Al triunfo de la sub’21 en el Europeo se le ha unido el de la sub’19. Los chicos de Ginés Meléndez se llevaron el título con mucho sufrimiento, remontando hasta en dos ocasiones a una muy seria República Checa (2-3). Alcácer, delantero del Valencia, anotó dos goles en la prórroga y fue el héroe de la final. Después de un Europeo brillante, exhibiendo un fútbol de quilates, la selección se tuvo que poner el mono de trabajo ante el frontón checo. Con unos centrales contundentes -uno de ellos del Chelsea-, la República Checa puso en serios aprietos el juego de posesión de España, que recurrió a la fe para levantar un duelo mal disputado, con algunas de sus estrellas desconectadas. Los chicos de Ginés no se rindieron y unas cuantas gotas de calidad, así como la puntería de Alcácer, resultaron decisivas para dar un título merecido.

La Selección no encontró su sitio en el desastroso césped de Chiajna, fue su peor encuentro en el torneo, a excepción del intrascendente ante Turquía. En la primera mitad, la República Checa supo incomodar a los centrales y mediocentros, que no encontraron a los atacantes y se vieron obligados a recurrir con frecuencia al envío en largo. Sergi Gómez e Ignasi Miquel no lograban conectar con Álex Fernández y Rubén Pardo, lo que cortocircuitaba el juego de España desde el primer paso. Así, en contadas ocasiones llegó España al área de Koubek. Las mejores ocasiones llegaron en botas de Rubén Pardo y Sarabia. El mediocentro encontró a Juanmi, que cabeceó con timidez, y el mediapunta se inventó una jugada junto a la línea de fondo que despejó el portero. República Checa se encontraba más cómoda sobre el campo, jugaba a lo que quería, pero, además de en el balón parado, sólo inquietó a Badía en un disparo muy cruzado de Krejci.

En la reanudación, en una pérdida de Rubén Pardo se adelantaron los checos. Krejci corrió, Sergi Gómez y Blázquez recularon demasiado y el tiro cruzado del delantero encontró portería. Ginés Meléndez reaccionó de inmediato dando entrada a Alcácer y Campaña por unos desaparecidos Juanmi y Álex Fernández. España empezó a crear peligro gracias a la participación de sus extremos, Sarabia en la izquierda y Deulofeu en la derecha. Alcácer protagonizó hasta cuatro ocasiones, pero no acertó. Cuando España perdía fuelle y se apagaba, a cinco minutos del final, llegó el empate. En el rechace de un saque de esquina Rubén Pardo se atrevió desde lejos y su remate lo desvió Aurtenetxe. Muñiz, que entró por un Sarabia desenchufado en la final pese a su gran torneo, no encontró portería con una volea en el tiempo de descuento.

Y en la prórroga, la locura. La República Checa se volvió a adelantar en un remate de Lacha tras una gran jugada de Krejci. Sin Sarabia, España se encomendó a Deulofeu, cuyas internadas generaban el pánico en la defensa rival. Aunque en alguna ocasión pecó de egoísta, el extremo del Barcelona, a sus 17 años, cambiaba de ritmo y regateaba a su par con una autoridad escandalosa. Pese a que era la fuente a la que recurría España, los goles llegaron en jugadas trenzadas por el medio, y el protagonista fue Alcácer. En la primera, Morata le asistió de forma magistral con la cabeza, y en la segunda Campaña, que tendrá ficha en el primer equipo del Sevilla este curso, le envió un servicio medido. Alcácer afinó su puntería en el último momento y no perdonó en los dos mano a mano con el portero. Pese a repartir a sus jugadores en un Europeo sub’19 y en un Mundial sub’20, fue un “suplente” el héroe de la final, lo que simboliza el inagotable manantial de talentos españoles que honran la estrella de la camiseta.

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba