SPORTYOU

Archivo
17 de noviembre de 2019 17/11/19

General

Eufemiano Fuentes: “Lo que hacía era dopaje terapéutico”

Eufemiano Fuentes ha concedido una entrevista al diario Marca en la que habla sin tapujos de todo el proceso al que está siendo sometido tras las acusaciones de participar de forma activa en procesos de dopaje en el deporte español y de cómo los llevaba a cabo: “Nunca tuve la sensación de que estuviera haciendo […]


4 de abril de 2013 - Sportyou

Eufemiano Fuentes ha concedido una entrevista al diario Marca en la que habla sin tapujos de todo el proceso al que está siendo sometido tras las acusaciones de participar de forma activa en procesos de dopaje en el deporte español y de cómo los llevaba a cabo: “Nunca tuve la sensación de que estuviera haciendo nada ilícito. Hacía mi trabajo, ejercer mi profesión como médico, lo mejor que podía y no tenía conciencia de que pudiera estar haciendo algo contrario a la ley”, dice.

Me dijeron que me acusaban de un delito contra la salud pública, pero a mí no me cabía en la cabeza que mi ejercicio profesional pudiera ser constitutivo de un delito contra la salud pública, cuando el fin que persigue cualquier médico y, por supuesto yo, es velar por esa salud e incluso velar no sólo por la salud particular o privada, sino pública. Nuestro objetivo primordial es proteger la salud con campañas, unas veces preventivas y otras terapéuticas”, explica Eufemiano sobre las explicaciones que le dieron en el momento de su detención, hace ya siete años.

En cuanto a cómo llegó la Guardia Civil a sospechar del doctor, el propio Eufemiano cuenta que no sospechaba de alguien de su círculo que pudiera haberle traicionado, sino de la prensa: “De quien yo desconfiaba era de la prensa. Había antecedentes de que la prensa estaba intentando averiguar mis actividades, saber quiénes eran los deportistas que estaban a mi cargo…”, explica.

Sobre su lista de clientes, Fuentes comenta: “La Guardia Civil quería a toda costa conocer el nombre de mis clientes, pero yo estoy sujeto a un secreto profesional y así lo hice constar. Ante el juez sería diferente, porque el secreto profesional no prevalece sobre el esclarecimiento de una causa, sobre todo si es penal”. Una agenda en la que los nombres aparecen encriptados y que, pese a que resulte extraño, no ha sido descifrada en el proceso judicial: “Yo conocía perfectamente la identidad de todos mis clientes y eso era simplemente una chuletita resumen muy encriptada que sólo yo sabía descifrar”, sentencia. La agenda, a día de hoy, se encuentra en una caja de seguridad de un banco. “La juez consideró que no era relevante la identidad de mis clientes para juzgar lo que se estaba juzgando”, añade.

Eufemiano asegura en la entrevista que, de salir a la luz los nombres, habría más de una “sorpresa gorda”: “En su momento deportistas importantes y a lo mejor ahora personas importantes en otras esferas, como asociadas a la política”, dice.

Desde que en 2006 fuera detenido, Eufemiano ha cesado en sus actividades, aunque matiza: “He dejado grandes amigos en el deporte y, por supuesto, he hablado con deportistas, entrenadores, preparadores físicos, pero no he trabajado como médico deportivo. Ha habido una excepción: un equipo de fútbol, de mi tierra, al que me ofrecí, contó conmigo y con el que me encantó colaborar. Es el Universidad de Las Palmas, después de la Operación Galgo”.

Creo que los controles antidopaje pueden fallar y se dan falsos positivos y falsos negativos. También son humanos, son laboratorios que se pueden equivocar”, opina, sobre los actuales procesos de detección. Sobre cómo afecta el dopaje al éxito final del deportista, explica: “Los responsables son los deportistas. De un burro no se hace un caballo de carreras. Los deportistas son los que ganan. El equipo de apoyo, ya sea técnico, médico, psicológico, logístico o de cualquier otro tipo, colabora y ayuda, pero el triunfo es del deportista”.

Sobre su presunto delito de dopaje, él se defiende. “Estamos hablando de hechos que ocurrieron antes de que saliera la ley antidopaje. Dopaje deportivo es posible que hubiera, pero yo le llamaría dopaje terapéutico, que sería el uso de sustancias dopantes con finalidad terapéutica, para evitar males mayores”, concluye.

Temas relacionados: ,

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba