SPORTYOU

Archivo
5 de octubre de 2022 5/10/22

Opinión

Opinión

Eto’o se le va de las manos a Laporta


  • 16 de febrero
    de 2009
  • Josep Pedrerol

El presidente del Barcelona ha sido un iluso. Creyó que iba a tener en el bolsillo a Samuel Eto’o, con el caramelo de la final de la Champions de 2010 en el Bernabéu, motivándole en torno a un sueño común, al éxtasis barcelonista en la casa que le vio nacer como futbolista y que luego le ninguneó. Eto’o nunca perdonó la afrenta al Madrid. La máquina de hacer goles es también una bomba de relojería, que decía Florentino Pérez, y que se ha puesto en marcha.

Caliente en sus reacciones, frío en sus decisiones, Eto’o es capaz de decir lo que nadie espera, pero también de no dirigir ni una palabra, ni una mirada a Txiki Beguiristain. No le perdona que le quisiese echar, que marcase su nombre en la lista de los ‘apestados’. Tampoco le perdona que le presione con la llegada de Villa. Eto’o quiere jugar todos los minutos, batir todos los récords y luego dejar un club al que le ha perdido todo el apego afectivo.

El camerunés te puede gustar o no como persona, pero es cristalino, tan sincero como imprevisible: «Mi equipo es el Mallorca, el Barcelona es el club en el que trabajo». Laporta tenía un plan, pero Samuel tiene otro. Va a tener que vender al mejor delantero del mundo este mismo verano, sin solución de continuidad.

Volver arriba