SPORTYOU

Archivo
26 de octubre de 2021 26/10/21

Opinión

Opinión

Estos sí que nunca dejan de creer


  • 20 de septiembre
    de 2021
  • Iñaki Cano

Ahí sigue el Real Madrid mandando en LaLiga y en los encuentros en los que compite. Nunca digas del Madrid, nunca jamás, porque siempre te sorprenderá. Hace cuatro días en Milán contra el Inter y en Mestalla, cuando parecía que iba a ser sometido por el Valencia, llegó Vinicius Jr. y la lió con un gol y un pase a Benzema para que marcara el del triunfo ante un Valencia desconocido gracias a José Bordolás.

Hay empresas de marketing que son capaces de crear un eslogan que termina siendo parte de la marca para la que lo han ideado. El Atlético de Madrid con su ‘nunca dejes de creer’ fue y sigue creciendo como equipo y como empresa y ahí está el título de LaLiga pasada. Otros, como el Real Madrid, no precisan crearse ninguna campaña de publicidad para día tras día, demostrar que nunca dejan de creer en ellos y que además, el gen les obliga a ello.

Lo de Milán frente al Inter es una prueba clara de su creencia, pero en Valencia después de encajar el gol de Hugo Duro, se vino arriba y acorraló al Valencia incluso sin jugar bien. Todo a base de orgullo y de fe. Los cambios de Carlo Ancelotti dándole aíre y frescura al Madrid para que los creyentes en el punto capital de la doctrina blanca, porfiaran hasta el final que pese a no haber estado brillantes en 85 minutos, su dogma de fe, terminaría premiándoles.

El Valencia de Bordalás jugó un excelente partido, con orgullo, trabajo y físico casi se lleva los tres puntos, pero al contrario que los del Real Madrid, por cansancio o por lo que fuere, dejó de creer en sus fuerzas y fue entonces cuando una vez más aparecieron los discípulos de la fe blanca para llevarse por delante al Valencia.

La injusticia a veces, es justa y en Mestalla lo fue con el Real Madrid y no con el Valencia que abandonó su fe justo cuando más precisaban de ella. El Real Madrid termina la quinta jornada como líder en solitario y con la religión madridista más creyente en los suyos que nunca. Quizá no jueguen de maravilla. Es cierto que sufren el agobio de sus rivales y también que son muchas las veces que la suerte les acompaña, pero la suerte hay que buscarla constantemente y hay que creer en ella y estos del Madrid, sí que nunca dejan de creer.

Temas relacionados: , ,
Volver arriba