SPORTYOU

Archivo
14 de noviembre de 2019 14/11/19

Copa América 2016

Estados Unidos: Un partido para la historia

Estados Unidos vs Ecuador

La selección de fútbol de los Estados Unidos se enfrenta a uno de los partidos más importantes de toda su historia. Los cuartos de final del mundial de 2002 son su techo en un campeonato del mundo, mientras que en la Copa América de 1995 cayeron frente a Brasil. El combinado de las barras y […]


21 de junio de 2016 - Sportyou

Estados Unidos vs Ecuador

La selección de fútbol de los Estados Unidos se enfrenta a uno de los partidos más importantes de toda su historia. Los cuartos de final del mundial de 2002 son su techo en un campeonato del mundo, mientras que en la Copa América de 1995 cayeron frente a Brasil. El combinado de las barras y las estrellas ha ganado la Copa de Oro en cinco ocasiones, pero como han dejado caer algunas voces en los prolegómenos de esta Copa América Centenario, la exigencia entre una y otra competición dentro del continente americano no tiene nada que ver.

El conjunto de Jürgen Klinsmann ha ido de menos a más en esta Copa América, y después de un mal arranque frente a Colombia, el técnico alemán dio con la tecla que ha mejorado con creces el rendimiento del equipo. El paso al 4-4-2 en mitad del segundo partido frente a Costa Rica ordenó algunas piezas que hicieron al combinado norteamericano funcionar mucho mejor: Bobby Wood pasó a jugar como primer punta, lo que liberó a Dempsey y le dio amplitud y profundidad al ataque, Bedoya, que había comenzado a jugar como interior, jugó en una posición más abierta y familiar para él, mientras que Bradley y Jermaine Jones formaron un doble pivote bastante equilibrado. Estados Unidos comenzó a jugar mucho mejor, pero las bajas de Bedoya, Jermaine Jones y Bobby Wood condicionan totalmente la semifinal.

El posible once frente a Argentina

Es evidente que Leo Messi condiciona todo, y podríamos esperar una posible adaptación, sobre todo después de las bajas que ha sufrido Klinsmann, aunque el equipo ha encontrado tan buen ritmo en su juego que lo lógico es creer que el técnico germano le dará continuidad a la idea vista en la segunda parte del campeonato.

Posible alineación EEUU vs Argentina

Los problemas que está mostrando Argentina en salida de balón hacen pensar que es lógico que Klinsmann apueste por una doble punta que presione con agresividad a los centrales argentinos. Evidentemente eso puede suponer que si la albiceleste encuentra a Messi con espacios todo el sistema se derrumbe, pero la localía y esas dificultades del triángulo OtamendiFunes MoriMascherano en la salida de balón hacen creer que el alemán será valiente.

El segundo argumento para apostar por esa doble punta con Zardes arriba es mantener un pilar básico del sistema cuando Bobby Wood ha jugado ahí: la profundidad. El atacante de Los Angeles Galaxy es lo más parecido en cuanto a movilidad, velocidad e insistencia, y desplazarle de la banda a la delantera significaría poder darle continuidad al sistema. Tener la opción de ejecutar despliegues rápidos y verticales será clave para hacer a Argentina retroceder.

Las bajas, por tanto, serían cubiertas por Nagbe, Zusi y Beckerman, lo que llevaría a un medio campo casi totalmente nuevo, en el que sólo se mantendría Bradley. Darlington Nagbe permitiría además una variación del sistema, ya que en Portland Timbers suele actuar como acompañante de Diego Chará en un doble pivote en el que él es el elemento más móvil. Tiene una conducción de balón y una facilidad para desbordar rivales pasmosa, lo que también le permite ser muy útil pegado a banda. Con Zusi el equipo tiene menos capacidad de despliegue, pero asegura mucho tacto cuando haya que sumar otro activo en el área, mientras que la entrada de Beckrman por Jermaine Jones hará el doble pivote menos dinámico, pero eso en principio puede ser favorable de cara a afrontar la defensa de Leo Messi.

Posibles adaptaciones a la Argentina de Messi

EEUU vs Argentina (Previa2)

Sólo duró partido y medio, pero quizás Klinsmann regrese al 4-3-3 por el que apostó al comienzo del torneo, manteniendo a Zardes en una banda y dejando que Dempsey sea el delantero centro. Ahí el equipo perdería capacidad para presionar y sobre todo -y lo peor de todo- presencia en los despliegues, ya que Zardes debería de arrancar desde muy atrás. Sin embargo Messi condiciona todo, y quizás Klinsmann piense que sumar un hombre a medio campo -quizás Nagbe por dentro- para defenderle con Beckerman y Bradley en su zona pueda resultar valioso. Además, está por ver si Yedlin regresa tras su sanción, o Klinsmann apuesta por dejar a Fabian Johnson como lateral derecho y Besler -un jugador más defensivo- en el perfil izquierdo, desde donde arranca Messi.

Sin duda una buena organización defensiva será clave para tener éxito contra una Argentina con un potencial ofensivo tremendo -también, obviamente, que desde el punto de vista individual se mantengan el nivel dado por jugadores como Brooks-, así que será interesante ver porqué apuesta Klinsmann. Lo lógico es pensar en una selección estadounidense con ese 4-4-2, presionando mucho desde el primer momento y tratando de hacer ataques verticales y agresivos. Veremos si el exceso de ímpetu y la confianza que la bandera de las barras y las estrellas insufle desde un punto de vista cultural no acaba siendo una puerta abierta para Leo Messi, que ni siquiera necesita que esté medio entornada para machacar. En cualquier caso, partidazo y oportunidad histórica para los Estados Unidos.

Temas relacionados:

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba