SPORTYOU

Archivo
5 de octubre de 2022 5/10/22

Rio 2016

España da la cara ante el Team USA

Pau Gasol

La campeona de Europa cae ante Estados Unidos (76-82), que rompió el partido en el último cuarto, y luchará por el bronce


19 de agosto de 2016 - Sportyou

España aguantó el tipo ante el mejor equipo del mundo, Estados Unidos, su verdugo por cuartos Juegos Olímpicos seguidos (76-82). Como en las finales de Pekín 2008 y Londres 2012, la campeona de Europa miró a los ojos al Team USA, aunque esta vez salió del partido sin medalla. Tendrá que luchar por el bronce el domingo ante el perdedor de la semifinal entre Australia y Serbia.


En el improbable caso de que España no supiera a quién tenía enfrente, tardó poco en salir de dudas. Tras las exhibiciones ante algunos de los mejores equipos del mundo -Lituania, Argentina o Francia-, los hombres de Scariolo comprobaron que hincar el diente al rival de semifinales iba a costar bastante más. La capacidad de intimidación de Estados Unidos surtió efecto en la zona. A España le faltaba puntería y fluidez para hacer circular el balón. La mejor noticia estaba en defensa, en la que los jugadores de perímetro salieron vivos para cortar líneas de pase.

El lastre fue, una vez más, el rebote defensivo. Estados Unidos se puso las botas y se colocó con 10 puntos de ventaja al comienzo del segundo cuarto (20-30). Sin embargo, España mantuvo el tipo con la segunda unidad en pista. Mejoró en el rebote y propició que Estados Unidos tomara decisiones precipitadas, incluidos dos ‘airballs’ de Durant, que cometió una técnica tras uno de ellos. Con un escenario tan goloso, los árbitros decidieron erigirse en protagonistas con un recital de técnicas. Las pitaron a los estadounidenses y a los españoles; al técnico y al banquillo; por protestar, por exclamar o por tocar el balón tras canasta. Extrañamente, el criterio se evaporó en el segundo tiempo con la misma rapidez con que había aparecido.

La distancia se acortó varias veces hasta los tres puntos (39-42) momentos antes del descanso, y si Estados Unidos se marchó con ventaja (39-45) fue gracias a Klay Thompson, con 17 puntos en el primer tiempo. En el tercer cuarto le tomó el relevo Kyrie Irving, no sólo en anotación sino también al mando. Con España dependiendo cada vez más de Pau Gasol (23 puntos) para seguir el paso, Estados Unidos superó por primera vez los diez puntos de ventaja (50-61) con un espectacular mate de DeAndre Jordan en pleno rebote de ataque. España se resistía a que el partido se rompiera y volvió a apretar el marcador con canastas de Gasol y el ritmo vibrante que siempre imprime Sergio Rodríguez. Pero Estados Unidos no estaba ya dispuesto a sufrir y rompió el partido al comienzo del último cuarto (57-72 a falta de siete minutos). España luchó hasta el final y logró bajar de diez puntos (69-78 a falta de tres minutos), pero enfrente tenía una cima inconquistable. A falta de minuto y medio, Scariolo sentó a Gasol. Había que ir pensando ya en el bronce.

Volver arriba