SPORTYOU

Archivo
4 de agosto de 2020 4/08/20

General

España y Brasil se disputan a Pedro Botelho

El interés de Luis Milla, responsable de la selección sub-21, en contar con Pedro Botelho, en cuanto éste consiga la nacionalidad española, no ha caído en saco roto el Brasil, país del que es oriundo el lateral izquierdo del Cartagena. Ney Franco, director de las selecciones inferiores de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) y […]


14 de diciembre de 2010 - Sportyou

El interés de Luis Milla, responsable de la selección sub-21, en contar con Pedro Botelho, en cuanto éste consiga la nacionalidad española, no ha caído en saco roto el Brasil, país del que es oriundo el lateral izquierdo del Cartagena. Ney Franco, director de las selecciones inferiores de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) y mano derecha del seleccionador absoluto, Mano Menezes, confirmaba recientemente al Correio Braziliense la posibilidad de que Pedro Botelho sea convocado para el próximo Campeonato Sudamericano sub-20 que se disputará en Perú del 16 de enero al 12 de febrero próximos.

Franco expresaba en una entrevista al mencionado diario su preocupación por el hecho de que jóvenes futbolistas brasileños que actúan en España o en Portugal, como Pedro Botelho, Thiago, Rodrigo o Alipio, y que tramitan la doble nacionalidad, estén en el punto de mira de las selecciones de estos dos países: “Thiago, lamentablemente, ya no puede jugar más por Brasil. Pero sigo con mucha atención a esos jugadores y a otros nacidos después de 1991. Tenemos que montar una red de observadores, liderada por mí, para seguir a los jugadores brasileños más jóvenes que actúan en el extranjero y para evitar perderlos como posibles internacionales”.

Pedro Botelho cumplió 21 años el 14 de diciembre. Pertenece al Arsenal y esta temporada juega cedido en el Cartagena (antes lo hizo en el Celta y en el Salamanca), ante la imposibilidad de actuar en la Premier, ya que la normativa en aquel país no permite que futbolistas que no sean internacionales con sus países puedan jugar en clubes ingleses (Pedro Botelho no ha participado nunca con ninguna selección brasileña hasta el momento, por lo que sería seleccionable por España en cuanto jurase la Constitución).

“Para mí es un orgullo todo lo que se está comentando en los últimos meses sobre el interés de Luis Milla y, ahora, sobre el interés de Ney Franco. Jugar con la selección es lo máximo a lo que puede aspirar un futbolista y yo no soy una excepción. Pero tengo los pies sobre la tierra y soy consciente de que todavía he de trabajar mucho para ver cumplido ese sueño”, comenta Pedro Botelho, que está realizando una magnífica temporada con el equipo cartagenero.

Jugar con la selección es para él un sueño, pero… ¿con qué selección? “Si tengo que ser sincero, es algo que no me he planteado todavía, porque hasta el momento lo único que sé es lo que han publicado los periódicos de España y de Brasil. Directamente, nadie me ha dicho nada, ni de la Federación Española, ni de la CBF. Ojalá que un día se me plantee esa disyuntiva y tenga que verme obligado a escoger entre una u otra selección. Yo soy brasileño, pero me siento muy unido a España, porque llevó aquí ya tres años y en todos los sitios donde he estado me han tratado con un enorme cariño”, señala el futbolista de Salvador de Bahia.

Tampoco quiere darle demasiadas vueltas a los rumores que le llegan sobre el interés que despierta entre algunos de los más importantes equipos europeos (se habla del Real Madrid, se habla del Inter de Milán…), habida cuenta de la escasez de buenos laterales izquierdos que sufre en la actualidad el fútbol: “Mi trabajo está en el campo, los fines de semana, y en los entrenamientos, a diario. De todo lo demás se encarga Holding Sports, la agencia de mi representante, Santiago Gerardo. Lo único que puedo decir es que tengo contrato en vigor con el Arsenal y que, cuando finalice esta temporada, haré lo que me diga mi club. Pero ahora estoy completamente centrado en el Cartagena y en la posibilidad de luchar hasta el final por el ascenso”.

Volver arriba