SPORTYOU

Archivo
3 de julio de 2020 3/07/20

Baloncesto

Los Gasol dan un sufrido bronce a España

Eurobasket 2017

Tras una magnífica primera parte, la selección se desplomó en la segunda y amarró la medalla en un buen final (93-85)


17 de septiembre de 2017 - Sportyou

Fiel a su cita con las medallas europeas desde hace exactamente una década, España no falló y sumó una nueva, esta vez de bronce, al derrotar con suspense a Rusia. Apalizada por Eslovenia tres días antes, la selección de Sergio Scariolo sacó a su rival de la pista en la primera parte y sufrió de lo lindo en la segunda.

Rusia dependía peligrosamente de su base, Shved, el máximo anotador del torneo. Si con él en pista las pérdidas groseras eran habituales, sin él no había siquiera ideas, lo que hizo que el primer cuarto se cerrara con clara ventaja española (21-13).

Sergio Rodríguez asumió protagonismo y bien entrada la primera parte anotó el primer triple de España, tras seis intentos. España había cimentado su ventaja en la pintura. El Shved de España era Marc Gasol, bastante mejor secundado, eso sí, y autor de 10 puntos en el primer cuarto, que tuvo que abandonar cojeando tras recibir una falta.

Mediado el segundo cuarto, España dispuso de su máxima ventaja (32-17) gracias fundamentalmente al acierto de Pau Gasol, al que siempre encontraban sus compañeros. Rusia, caótica en la mayoría de ataques, no conseguía superar la defensa de España, que alcanzó al descanso su máxima ventaja hasta entonces (17 puntos, 45-28).

Marc Gasol emergió recuperado tras el descanso. Como si nada hubiera pasado, el pívot reanudó el recital, lo mismo cerca que lejos del aro. Rusia encadenó por primera vez unos minutos de acierto, con el gigante Mozgov haciendo mucho daño en la zona… y sin Shved. Fueron los peores momentos de España en defensa, que pagaba además su desacierto en tiros libres. Rusia se llegó a colocar a diez (62-52) y el cuarto se cerró con 66-55.

Cuando más apretaba Rusia, Ricky Rubio se fue a la ducha antes de tiempo por cometer la segunda falta antideportiva. España, clarísimamente de más a menos, trataba de capear el temporal, normalmente gracias a Pau Gasol. Un triple de Kulagin puso a Rusia sólo a cinco puntos (76-71) con Shved sentado y más de cuatro minutos por delante.

El estado de vértigo ya estaba declarado oficialmente en España. Rusia se colocó a cuatro puntos y luego a dos. Era el momento de los veteranos. De Pau Gasol, de Marc, de Sergio Rodríguez, de San Emeterio… En los momentos críticos, emergió su carácter para lograr la sexta medalla europea seguida.

Volver arriba