SPORTYOU

Archivo
30 de noviembre de 2022 30/11/22

Euro 2016

España recupera la identidad

España-Corea

Derrota Corea por seis goles a uno en el penúltimo amistoso antes de que arranque la Eurocopa


1 de junio de 2016 - Sportyou

Golea a una débil Corea (6-1) en un amistoso dejando buenas sensaciones

España recupera la identidad

España-Corea

La selección española logró un holgado triunfo ante Corea del Sur, ensayo de preparación para la Eurocopa de Francia, donde España defiende título. Del Bosque montó un equipo híbrido de etiquetas titulares y suplentes, pero lo importante fue la idea de juego que desplegó ante un rival que dio mucho menos de lo que se esperaba.
El partido era amistosos pero los jugadores españoles no lo entendieron como tal. Lejos de caer en el pasotismo o en la holgazanería típica de estas citas se lo tomaron muy en serio. Desde el primer momento, España tomó las riendas con una presión asfixiante en el campo rival y ahí fraguó su triunfo. Además, las combinaciones de Cesc e Iniesta con el trio de delanteros desarbolaron permanentemente a la defensa coreana, que vio como iban cayendo los goles antes del descanso. Para abrir boca, David Silva clavó el balón por la escuadra. Golazo.
Con el viento a favor, España se convirtió en un huracán. Cesc hizo el segundo, mientras que Nolito, caño incluido, hizo el tercero. Lo mejor fue la variedad tanto en el juego como en la ejecución.
Tras el descanso, Del Bosque hizo cuatro cambios para buscar nuevas cosas, como el doble pivote Busquets-Bruno, para más adelante, mientras seguían cayendo los goles, jugar con dos puntas tras el cambio de Aduriz por Piqué. Entonces, Bruno pasó a ser central y Morata de media punta. Pruebas y más prueba ante un rival que no dio ni una sola patada.
Morata puso la firma al cuarto tanto en su saque de esquina y Nolito hizo el doblete en una tozuda jugada de Bellerín, que le robó la cartera al lateral en la línea de fondo, para que el delantero marcase a placer. También se apuntó a la fiesta del doblete Morata, con otro tanto en el último minuto, para cerrar un buen ensayo y recuperar la identidad.

Volver arriba