SPORTYOU

Archivo
21 de septiembre de 2020 21/09/20

Escuderías

Mercedes, el mejor en una primera mitad de temporada con sorpresas

Red Bull se sitúa como la escudería que puede batir al equipo británico, siempre que Ferrari no recupere el terreno perdido


11 de agosto de 2016 Revista del Motor - Sportyou

Durante la primera mitad de la temporada 2016 de Fórmula 1 hemos podido ver cómo Mercedes ha mantenido el nivel que ha mostrado años atrás. Sin embargo, llegaron al parón estival con Red Bull en disposición de luchar por la victoria. Peor le está yendo a Ferrari o Williams en el año en el que McLaren ha encontrado de nuevo el ritmo. Pero lo mejor es que repasemos la actuación de cada equipo en lo que llevamos de mundial.

Mercedes (415 puntos)

El equipo de Brackley sigue siendo el rival a batir. Comenzaron el año dominando junto a Nico Rosberg, que consiguió la victoria en las primeras cuatro carreras. El piloto alemán aprovechó la mala suerte que sufría Lewis Hamilton para ser un claro líder en el mundial. Pero el GP de España fue un punto de inflexión. Los dos pilotos chocaron y dejaron vía libre a Red Bull para que obtuviese su primera victoria. Desde entonces, Hamilton se reencontró a sí mismo y ha doblegado a Rosberg al conseguir seis victorias en las últimas siete carreras. Gracias a ello, el piloto británico pudo reducir la ventaja de Rosberg en el mundial hasta el punto de terminar el GP de Alemania en lo más alto de la clasificación del mundial.

Red Bull (256 puntos)

Tras los malos resultados de 2015, Red Bull no empezó el año mucho mejor. Los Toro Rosso seguían estando demasiado cerca de ellos. Pero el trabajo de Renault les permitió dar importantes saltos. El primero se vio en el GP de España, donde Max Verstappen supo contener a Kimi Räikkönen para conseguir su primera victoria en la Fórmula 1. Su progresión no cesó y superó a Ferrari en la lucha por ser el mejor segundo equipo. Ahora, Daniel Ricciardo y Verstappen son asiduos en el podio ya que desde el GP de Austria, uno u otro han estado en el podio. A ello hay que sumar que en el GP de Alemania Ricciardo terminó la carrera a poco más de 6 segundos de Hamilton. ¿Es Red Bull un equipo con opciones de victoria en lo que resta de temporada? Todo parece indicar que sí.

Ferrari (242 puntos)

Quizá Ferrari sea el gran perdedor de la primera mitad de la temporada. Se esperaba que, por fin, estuvieran al nivel de Mercedes, pero ya se vio desde el GP de Australia que les faltaba ritmo para llegar a los británicos. Cada Gran Premio daban pequeños pasos para que Sebastian Vettel o Räikkönen pudiera luchar por la victoria, pero nunca era suficiente. Pero en el GP de Austria comenzó su anquilosamiento. La mejora de Red Bull coincidió con la ausencia de mejoras en el monoplaza, lo que los ha relegado a la tercera posición del mundial de constructores. Además, la marcha de James Allison no ayuda en el renacimiento de Ferrari, que no termina de llegar.

Williams (96 puntos)

Un año más, Williams está siendo una escudería a la que le cuesta dar el salto necesario para volver al podio. Muchos dicen que parte del problema está en la falta de carácter competitivo en el seno del equipo. La realidad del equipo seguro que no es la deseada por Claire Williams. Sólo han conseguido un podio en este 2016, con el tercer puesto de Valtteri Bottas en el GP de Canadá. Las novedades no faltan en el FW38 pero éstas no se materializan en la mejora del ritmo del monoplaza. Eso sí, en las paradas en boxes son de los mejores ya que en los últimos GPs han sido de los más rápidos.

Force India (81 puntos)

El equipo de Vijay Mallya mantiene la tónica mostrada en las últimas temporadas. Tanto Nico Hülkenberg como Sergio Pérez están en un buen momento en lo que a pilotaje se refiere y a ello hay que sumar el buen ritmo del monoplaza en algunas carreras. Siempre que haya un circuito de baja carga aerodinámica, Force India consigue una buena cantidad de puntos. El mejor resultado del equipo lo consiguió Pérez en el GP de Europa al terminar tercero. Ahora mismo el equipo está a sólo 15 puntos de Williams en la lucha por terminar en cuarta posición.

Toro Rosso (45 puntos)

Los de Faenza están dando este año una de cal y otra de arena. No tuvieron un mal inicio de temporada pero poco a poco su ritmo ha ido decayendo dadas las mejoras de otros equipos, como McLaren. La promoción de Verstappen a Red Bull en detrimento de Daniil Kvyat también afectó al equipo. El pilotaje del ruso no está dando los puntos necesarios a la escudería. Carlos Sainz es quien se está imponiendo dentro de un equipo que sigue adoleciendo una velocidad punta muy baja. Algo que si no solucionan en el parón de verano, les penalizará en GPs como el de Bélgica o el de Italia.

McLaren (42 puntos)

Tras su peor temporada en Fórmula 1 en toda su historia, poco podía hacer McLaren para empeorar los resultados. Es por esto que cualquier mejora, por pequeña que sea, es celebrada de forma enérgica. Los problemas de fiabilidad de 2015 ya son cosa del pasado y ahora Honda ya puede trabajar en aumentar la potencia de su motor. Algo con lo que están encantados Fernando Alonso y Jenson Button, que ya son capaces de clasificarse a la Q3 en clasificación y de terminar de forma regular en los puntos. Quizá McLaren, por su historia, no sea un equipo hecho para competir con Toro Rosso por la sexta posición del mundial, pero ya hay algunas voces que nos emplazan a 2017 como el año del verdadero resurgir de la escudería de Woking. Lo que no sabemos aún es si ese renacer llegará a tiempo para darle a Alonso su esperado tricampeonato.

Haas (28 puntos)

Llamado el “equipo B de Ferrari”, la escudería nortemaericana protagonizó un inicio de temporada que nadie esperaba. Romain Grosjean fue 6º en el GP de Australia, una posición que mejoró en el siguiente GP, el de Barhéin, con una 5ª posicón. Pero a partir de entonces sus resultados fueron siendo cada vez más discretos al ser superados por equipos como Toro Rosso o McLaren. Eso sí, la temporada de Grosjean no se puede calificar de mala ya que todos los puntos de Hass los consiguió el piloto francés. Esteban Gutiérrez aún tiene carreras por delante para intentar puntuar.

Renault (6 puntos)

Nunca un regreso es fácil. 2011 fue el último año que Renault participó en la Fórmula 1 como escudería y ahora, cinco años después, han vuelto. Tras la adquisición de Lotus, el equipo de Enstone está inmerso en la recuperación de la mejor Renault. Jolyon Palmer y Kevin Magnussen están siendo los encargados de pilotar el RS16 en un año realmente difícil para la escudería.

Manor (1 punto)

Aunque su nombre sea el mismo, poco tiene que ver este Manor con el de 2015 en el que corrió Roberto Merhi. Ahora disponen de más capital y de un motor Mercedes que les ha permitido ser más rápidos en clasificación y abandonar los últimos puestos en las sesiones de clasificación y en las carreras. Pascal Wehrlein, vigente campeón del DTM, fue colocado por Mercedes para que comenzase su carrera en la F1 y fue él quien en el GP de Austria le dio el único punto que tienen hasta la fecha. Su ya ex compañero, Rio Haryanto pudo demostrar su buen nivel de pilotaje, pero después del parón veraniego no volverá a subirse al Manor. Su sustituto es otro protegido de Mercedes, Esteban Ocon, quien abandona el DTM para centrarse en la F1.

Sauber (0 punto)

Lejos quedan ya esos momentos a comienzos de la presente década en la que Sauber era un habitual de los puntos y llegaba a luchar por el podio. Los problemas económicos siguen siendo el gran lastre del equipo suizo, que ya es el último equipo de la parrilla. El desarrollo del C35 no está siendo todo lo veloz que debería y Marcus Ericcson y Felipe Nasr poco pueden hacer para acercar a Sauber a los puntos.

Volver arriba