SPORTYOU

Archivo
15 de diciembre de 2019 15/12/19

General

Un ‘ERE’ en Valdebebas

El año en blanco del Real Madrid sigue dejando daños colaterales. La salida de Carlo Ancelotti, sin duda, es lo más sonada, y con él se han marchado o han sido despedidos algunos de sus colaboradores. Esa sequía de títulos se ha utilizado para llevar a cabo una limpieza en Valdebebas y son ya varios […]


16 de junio de 2015 Iñaki Cano - Sportyou

Valdebebas

El año en blanco del Real Madrid sigue dejando daños colaterales. La salida de Carlo Ancelotti, sin duda, es lo más sonada, y con él se han marchado o han sido despedidos algunos de sus colaboradores. Esa sequía de títulos se ha utilizado para llevar a cabo una limpieza en Valdebebas y son ya varios los profesionales que comienzan a desfilar por las oficinas del INEM. Entrenadores, preparadores físicos, recuperadores, doctores y jugadores han sido llamados en los últimos días para rescindir sus contratos cuesten lo que cuesten. Hay empleados con más de 25 años de existencia en “La Fabrica” y que a través de una llamada telefónica les están citando para que firmen el finiquito al coste que los trabajadores estimen justo. Y, mientras despiden a gente de la casa de toda la vida, la remodelación de Valdebebas se hace más por teléfono que cara a cara.

En el plano deportivo, Rafa Benítez sólo en principio, se dedicará al primer equipo y a priori nada tiene que ver con la cantera y con quienes la “gobiernan”. El jefe de la fábrica Ramón Martínez, por desgracia, lleva más de ocho meses ordenando los talleres desde su casa con un simple móvil. El veterano “ojeador” no puede acudir a la Ciudad Deportiva a trabajar, pero sigue haciendo y deshaciendo en “La Fábrica” con la aprobación y protección del presidente del Real Madrid al precio que sea. Por dinero no será.

A día de hoy, sólo Zidane y Luis Miguel Ramis tienen asegurado su puesto como entrenadores de sus respectivos equipos para la próxima campaña. Sus ayudantes en el staff técnico aunque sean de su confianza, pueden estar en la cuerda floja y de la noche a la mañana, en la calle. De los jugadores de la cantera, sólo algunos venidos desde muy lejos, podrían quedarse. Otros, mejores para los técnicos que ahora han despedido, pueden ser llamados desde Concha Espina y verse fuera sin entender nada. Así está funcionando ahora todo lo relacionado con la cantera del Real Madrid, a golpe de teléfono porque nadie en Valdebebas se mueve sin el permiso de Ramón Martínez desde su casa.

A lo deportivo de Valdebebas, se le une todo lo que sucede y va a suceder en el servicio médico. Desde la llegada de Jesús Olmo al poder no termina de funcionar como debería en un club de alto standing. José Ángel Sánchez, director general, y el jefe de los servicios médicos han comenzado a “remodelar” también a los galenos y a sus ayudantes. De entrada al doctor Morate ya le han comunicado que es posible que salga del club. El que ya está despedido es Juan Muro, que llevaba 25 años en el club y era uno de los físios de confianza de la primera plantilla. No será el último porque el doctor Olmo pretende despedir a varios recuperadores más. Con la llegada de nuevo al Real Madrid del doctor Ximo Mas, la restructuración será aún mayor porque necesitará completar su equipo con gente de su confianza si se lo permiten, el director general y el jefe de los servicios médicos. Es el peaje de la guerra entre los jugadores y el club, que ya se ha cobrado varias víctimas.

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba