Archivo
18 de marzo de 2019 18/03/19

Motor

Enorme rajada de Valentino Rossi: “Márquez, guardaespaldas de Lorenzo”

Valentino Rossi

Valentino Rossi no ha rebajado la tensión tras el GP de Valencia y ha sido muy duro en sus declaraciones. “He hecho un gran campeonato hasta la carrera de Motegi. En Phillip Island Márquez quiso ser el guardaespaldas de Lorenzo y en nuestro deporte eso es algo que no suele pasar. La gente lo ha […]


8 de noviembre de 2015 - Sportyou

Valentino Rossi

Valentino Rossi no ha rebajado la tensión tras el GP de Valencia y ha sido muy duro en sus declaraciones. “He hecho un gran campeonato hasta la carrera de Motegi. En Phillip Island Márquez quiso ser el guardaespaldas de Lorenzo y en nuestro deporte eso es algo que no suele pasar. La gente lo ha visto hoy, ha visto cuál era la estrategia de Márquez. No quiero comentar su comportamiento. Supongo que en los próximos meses entenderá lo que ha hecho, un feo final de Mundial, una desilusión en pista”.

Para Rossi “no es un campeonato verdadero porque ha sucedido una cosa que no debe pasar y creo que Lorenzo no debe estar muy contento por haberlo ganado así”. De Valencia ha dicho, irónicamente, que “increíble el trabajo de las Honda, ¿eh?. Sabía que sería así e imaginaba que así sería el final”.

Horas después, en la comparecencia de prensa, insistió más aún en sus quejas hacia el comportamiento:

“Ha sido un gran campeonato. Hemos trabajado bien en todo momento, siempre hemos sido competitivos. Y además he tratado de construirme el décimo Mundial, y creo que lo hubiera podido lograr si no hubiera saludo último. Hasta que las cosas iban normal, en Motegi, yo iba líder. Nunca lo había visto en este deporte. Márquez había decidido que yo no debía ganar el título, empezó a ejercer de guardaespaldas de Lorenzo. En Phillip Island cambió todo. Ahí hubiera podido atar el campeonato, pero Márquez empezó a comportarse de una manera que a mi me daría vergüenza. Por desgracia en Malasia hubo contacto, Márquez cayó y el jueves me enteré de que iba a salir último. Ese día me di cuenta que quedó sellado mi destino. Me quedaba un atisbo de esperanza, pero Márquez decidió llevar al final su trabajo. He visto la carrera ahora y en las últimas vueltas no ha atacado ni una vez. Y creo que disfrutó, creo que ha sido feliz haciéndolo. A mi me adelantó diez veces y aquí en 30 vueltas ni lo ha intentado. Hay que aceptar lo sucedido, por desgracia así han sido las cosas. Por un lado estoy contento: no han quedado dudas de los planes de Márquez. Tampoco me esperaba la actuación de Honda, prácticamente le han dado carta blanca para que ganara una Yamaha. El único adelantamiento que ha hecho Márquez, y ha sido penoso, fue a su compañero de equipo. Me gustaría haberme jugado el campeonato en pista con Lorenzo”.

El nueve veces campeón del mundo lo ha comparado con el balompié: “Ha sido como un amaño de fútbol, pero de bajo nivel: empatamos y nos vale a los dos. Ha sido una vendetta personal”. También se refirió a la convivencia dentro del equipo. “No sabía que esto era un campeonato por naciones. Lorenzo se lo ha ganado dentro de la pista, pero fuera de la pista podría haber sido más listo y no haber hecho comentarios. En cuanto a la convivencia para los años venideros, no creo que sea problema. Ahora mismo mi problema es que he perdido”.

Hacia Márquez no se cortó: “un piloto que decide no ganar carreras sólo para molestar a otro, hace que se pueda llegar a cualquier sitio. Eso es fastidioso. Más que cabreado estoy desilusionado, porque podríamos haber contrarrestado esta situación. Antes de Malasia podrían habernos llamado a Márquez y a mi, pero con el comportamiento de Márquez no se si hubiera cambiado algo”. “El que sale peor parado aquí soy yo. Nosotros siempre hemos estado orgullosos de MotoGP, no somos como el fútbol o la Fórmula 1. Los compañeros de equipo se dejan todo para ganar, menos hoy. He hablado con las autoridades y les avisé de lo que podía pasar, aunque ellos me decían que era imposible”, aseguró. “Sinceramente, no tengo ni idea de por qué Márquez se ha comportado así. Quizá como yo era su héroe de pequeño, por eso quería ganarme”, señaló. “No sé si los abucheos le afectará, porque es el futuro de la MotoGP con 22 años, pero alguien que miente cada vez que habla… está tocando los cojones a la afición”, estalló, para risas y aplausos de los presentes en la rueda de prensa.

“No voy a cambiar nada de mi forma de pilotar, el año que viene tenemos un gran reto con las nuevas Michelin. Estoy triste, pero no desesperado”, dijo.

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba