SPORTYOU

Archivo
8 de diciembre de 2019 8/12/19

Opinión

Opinión

En el ojo del huracán


  • 06 de marzo
    de 2014
  • Paco Navacerrada

Finalizó el derbi madrileño con empate a dos goles. Hubo tensión, intensidad y mucha, mucha emoción. Hubo errores arbitrales, la salida de tono del ‘mono’ Burgos y pudo ganar cualquiera de los dos equipos, pero al final hubo empate. Sin embargo, hubo algunos comentarios, sobre todo en las radios, que no me gustaron. En los goles del Atlético de Madrid se dijo que Diego López pudo haber hecho mucho más o que de estar bajo los palos Iker Casillas, el Madrid no hubiese encajado esos dos goles. De lo primero voy a decir que si Diego López hubiese podido hacer más en los dos goles, seguro que lo hubiera hecho; de lo segundo, también diré algo: es indemostrable. A mí nadie me puede asegurar que si Casillas hubiese sido el portero del Real Madrid el domingo pasado, hubiese parado los disparos de Koke y de Gabi.

Para defender a uno no creo que haga falta desprestigiar a otro. Casillas tiene su trayectoria y sus títulos para defenderse. Es el mejor portero que ha tenido el Madrid en sus más de cien años de historia, pero ahora el que está jugando es Diego López y eso debe ser respetado por todo el mundo. Diego López, con sus paradas y con su actitud, ha contribuido de manera decisiva para que el Real Madrid sea el líder de la Liga en estos momentos. Que yo recuerde, no ha tenido errores determinantes que le hayan hecho al equipo perder puntos. Al contrario, cuando se ha requerido de sus servicios, siempre ha actuado con diligencia y profesionalidad. Diego López vive en el ojo del huracán, en el medio de la presión constante y permanente que le supone salir cada partido con miles de ojos sobre él, esperando el fallo para exigir la vuelta de Casillas.

Miguel Ángel González fue portero del Real Madrid durante 18 temporadas en los años 70 y 80. Durante muchas de ellas fue titular indiscutible. Hasta la irrupción de Casillas, Miguel Ángel fue el mejor portero que yo he visto en un campo de fútbol. Y los ha habido muy buenos. Compartió plantilla con Mariano García Remón, gran portero también, que tuvo que sufrir a su compañero. Sin embargo, cuando le tocaba jugar a uno, el otro trabajaba duramente a la espera de su oportunidad. Ahora, Casillas no es titular en la Liga, pero sí juega la Liga de Campeones y la Copa del Rey, además de ser el titular de la selección española, como quedó demostrado el miércoles ante Italia.

Por eso me gustaría que se rebajase la tensión sobre Diego López. Esa presión repercute negativamente sobre el Real Madrid. Y lo peor es que todo esto lleva a escenarios tan surrealistas como que aficionados del Real Madrid abucheen en el Bernabéu a Diego López y vitoreen a Casillas y al contrario. El Madrid es el medio por el que se consiguen los títulos. Si estos llegan, no habrá que individualizar. El éxito pertenece al colectivo. Y da igual que el portero sea Diego López o Iker Casillas. Lo que no es igual es que el portero del Real Madrid esté en constante examen. Creo que Diego López no se lo merece.

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba