Archivo
23 de marzo de 2019 23/03/19

Opinión

Opinión

En busca de la felicidad


  • 18 de septiembre
    de 2011
  • Álvaro de Grado

“Mejorará porque está feliz”, dijo Pep Guardiola en rueda de prensa. Ha necesitado menos de un mes para enterrar cualquier tipo de duda. En el fútbol, como en muchos otros aspectos del día a día, la unión de los jugadores buenos termina dando resultados. El Barcelona tiene la suerte de haber juntado no a los buenos sino a los mejores. ¿Era prioritario el fichaje de Cesc Fàbregas? ¿Se adaptaría al esquema de juego de Guardiola? ¿Podría entrar en un once con Xavi e Iniesta? ¿Solaparía la progresión de Thiago? ¿Qué va a ser de este Barça? Las respuestas han tardado menos de treinta días en ver la luz. El primer partido contra el Oporto fue una profecía de lo que después vendría: entró Cesc al campo, Messi le asistió entre líneas y el catalán perforó la meta de Helton. Era sólo un aviso. Ahora ya es una realidad; una ilusionante realidad, la búsqueda de la felicidad que deseaba Cesc.

Se han jugado tres partidos de la Liga BBVA y Cesc Fàbregas acumula 3 goles y 3 asistencias tras únicamente 4 disparos a puerta. Lo que puede parecer un simple dato se explica mejor si se unifica al de Leo Messi, quien lleva 5 goles, 3 asistencias y 15 remates a portería. El argentino marca un gol cada 42′ minutos mientras que Cesc hace lo propio cada 85′. Si ahondamos un poco más en la estadística, Messi ha sido quien ha asistido a Cesc en dos de sus goles mientras que la inversa se ha dado en una ocasión. Sin embargo, la novedad no es que el ex del Arsenal haya compatibilizado bien con Messi sino que haya hecho lo propio con los que se presumía que eran su “competencia”.

Sin ir más lejos, Thiago Alcántara ha comenzado como titular los tres encuentros de la Liga BBVA. El joven canterano suma un gol y dos asistencias. La unión ha hecho la fuerza y Guardiola ha sabido ordenarla. En el partido contra el Villarreal Thiago ejerció de falso lateral derecho, contra la Real Sociedad ocurrió el infortunio de la lesión de Iniesta y también se ha visto a Cesc actuar como punta del once. No ha cambiado la idelogía como no han cambiado las piezas estructurales de la alineación. Aunque Xavi esté más apagado que de costumbre, el interior del Barcelona puede presumir de ser el jugador que más pases completados lleva de toda la Liga BBVA. Le siguen en la lista Busquets, Thiago, Cesc y Keita. Sí, en efecto, los cinco primeros puestos de la lista están copados por jugadores blaugranas.

En muchas ocasiones resulta complicado medir el horizonte de un equipo que aspira al infinito, que se centra en la búsqueda de la perfección mediante al cambio y las variantes. Golean y vencen porque son superiores, a pesar de que, pese al elogio, todavía no hayan alcanzado un pico, como se vio en Anoeta o en Champions League. Queda afianzar su efectividad, realizar un cambio de marchas para ser más veloces y conseguir la entonación perfecta de sus mejores solistas. Las amplitud de posibilidades es la mayor virtud que maneja el Barcelona: explotarlas será el objetivo. Se puede decir que no llevan mal camino; Cesc es el puente a atravesar para alcanzar lo que sueñan.

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba