Archivo
20 de octubre de 2018 20/10/18

Opinión

Opinión

El voleibol español, ¿viene y va? (II)


  • 06 de diciembre
    de 2009
  • Raúl Gil

Veníamos anunciándolo desde finales de junio y, salvo que se le ponga solución inmediata, el voleibol femenino se desangra. Hablamos de la Superliga Femenina, donde el todopoderoso CAV Murcia 2005 perdió la penúltima jornada su partido frente al Ciudad Las Palmas GC Cantur por 0-3 (0-25, 0-25, 0-25). No es que tuvieran un mal día las murcianas. ¡Es que no comparecieron en un número mínimo! Problemas con el transfer de las jugadoras extranjeras y la lesión y gripe de algunas de sus jugadoras españolas hizo que el club presidido por Evedasto Lifante no pudiera poner a seis jugadoras en pista (las júnior no estaban porque tenían partido ese fin de semana).

Pero esta jornada, el marcador para las murcianas ha sido igual, o más sonrojante frente a las líderes (o lideresas, como prefieran) de la Superliga: el Jamper Aguere. 3-0 (25-5, 25-2, 25-4) habla bien a las claras de lo que sucedió en la cancha. Una pista del Juan Ríos Tejera que vio llegar tarde casi una hora a las murcianas por la pérdida del avión que les trasladaba por la mañana a Tenerife.

No sería el primer equipo que desaparece o que baja de categoría en la máxima liga del voleibol femenino pero, de suceder así (algo que no deseamos), se trataría del equipo que dio un vuelco e infló nuestra Liga, dotándola de prestigio internacional con sus fichajes y sucediendo en hegemonía nacional al Tenerife Marichal. Pero, ¿se estará pinchando en estos momentos esa burbuja? Esperemos que no explote en nuestras narices y se remate positiva y contundentemente superando este bloqueo.

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba