Archivo
19 de junio de 2019 19/06/19

Premier League

El United vuelve de Rusia con premio

Henrikh Mkhitaryan

El Manchester United sacó un buen resultado (1-1) de su visita a Rusia. No era un partido para alardes, sino para competir, y lo hizo a la perfección ante un Rostov que, pese a ser local, tardó en enterarse de qué iba el asunto. Los reds apenas inquietaron la mata rival, pero supieron sacar provecho […]


9 de marzo de 2017 - Sportyou

El Manchester United sacó un buen resultado (1-1) de su visita a Rusia. No era un partido para alardes, sino para competir, y lo hizo a la perfección ante un Rostov que, pese a ser local, tardó en enterarse de qué iba el asunto. Los reds apenas inquietaron la mata rival, pero supieron sacar provecho de sus escasas aproximaciones gracias a una buena triangulación Fellaini-Ibrahimovic-Mkhitaryan. Eso sí, no se libraron de sufrir en los últimos minutos ante un Rostov que lo intentó con convicción hasta el pitido final.

El conjunto de José Mourinho manejó los primeros 45 minutos de un partido trabado en su inicio. Sin generar apenas peligro, pero manteniendo su área a buen recaudo. El terreno de juego estaba impracticable y el balón transcurrió más por el aire que sobre el césped. Faltas, prisas e imprecisiones hicieron difícil que alguno de los dos equipos acumular posesiones largas y los reds sacaron provecho de ello. El plan del técnico portugués alcanzó su máxima expresión en la jugada del gol. Fellaini se descolgó al área, ganó un balón aéreo y se la acomodó a Ibrahimovic, que hizo gala de su exquisita técnica con dos toques sobre la línea de fondo antes de ceder la pelota a Mkhitaryan, que anotó a placer.

El guion del partido cambió en la segunda mitad y el Rostov ganó peso en el juego con el paso de los minutos. Pese a su posición de carrilero derecho, Kalachev se erigió en figura vital para los rusos. Apareció en el lugar y momento oportunos para castigar a la zaga del United y de sus botas nació la jugada del empate. Un balón colgado a la espalda de los centrales del Manchester que Bukharov se acomdó con un excelso control orientado con el pecho antes de batir a Romero.

Pero los locales no se conformaron con ese 1-1 y fueron a por más. De hecho, pocos minutos después, Erokhin estuvo cerca de darle la vuelta al marcador con una buena internada por banda derecha en la que le faltó algo de pausa en la definición. El United, bastante cómodo en la primera mitad, pasó apuros en el último tramo de partido para alejar el balón de su área y, sobre todo, para darle continuidad y sentido a los despejes de su retaguardia.

Temas relacionados: , ,

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba